El Centro para la Difusión de la Música Contemporánea iniciará sus actividades con obras de Falla, Bernaola y Schönberg

Un concierto dirigido por Franco Gil, en el que se interpretarán obras de Falla, Bernaola y Schönberg, abrirá el 12 de octubre las actividades del Centro para la Difusión de la Música Contemporánea, que ha sido presentado a los informadores por José Manuel Garrido, director general del Música y Teatro; José Antonio Campos, subdirector de Música, y Luis de Pablo, compositor y director del nuevo organismo que ha promovido el Ministerio de Cultura.

En una conferencia de prensa en la Sala Turina del Teatro Real se presentó ayer oficialmente el Centro para la Difusión de la Música Contemporánea, con el programa detallado de las actividades de este primer curso, que se inicia el próximo día 12 de octubre y que incluye 8 conciertos y 13 conferencias, abarcando hasta el 16 de mayo del año próximo.

Un proyecto cultural

Luis de Pablo hizo reconocimiento público de la eficacia que ha posibilitado la puesta en marcha de un nuevo e importante proyecto musical y cultural y explicó su voluntad de atender desde el nuevo centro a aspectos fundamentales, como son la difusión de obras clave del siglo XX y las de aquellos compositores que, iniciados en los años cincuenta, pueden ya ser considerados como clásicos de nuestro tiempo, además de la presencia de música rigurosamente actual.Hizo De Pablo especial hincapié en su intento de que este centro constituya "una plataforma de encuentro del quehacer musical europeo", y de ahí que, sin olvidar la atención preferente a los músicos del presente español, con frecuencia las actividades se abrirán a compositores, intérpretes y teóricos extranjeros. En este sentido apuntará incluso la política de encargos de nuevas obras: si el primer destinatario ha sido el granadino Francisco Guerrero, no se descarta la posibilidad de encomendar próximamente composiciones a algún músico foráneo. "Hay que fomentar el intercambio", señaló De Pablo, "para tratar de paliar la situación de aislacionismo en que nos encontramos los de mi generación, para quienes el único recurso fue el viaje particular".

Otro aislacionismo que se pretende combatir es el de la música actual con respecto a los profesionales de otras manifestaciones artísticas e intelectuales. De ahí que en la nómina de conferenciantes se incluyan nombres de investigadores no específicamente dedicados a la música. Contestando a preguntas de los asistentes, el director general de Música y Teatro precisó la cuantía del presupuesto con que arranca el centro en este primer año y que asciende a 10 millones de pesetas. Hablé también de la necesidad de que "el centro irradie a todo el país, incorporando en la medida de lo posible alas distintas autonomías".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 07 de octubre de 1983.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50