Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Grave contaminación por un atentado a una fábrica de harinas

La fábrica de harinas de pescado Ruvel, SA, situada en Ispaster (Vizcaya), que ya fue víctima, hace nueve meses, de un atentado terrorista, justificado por los "vertidos contaminantes efectuados por la empresa", fue objeto de un nuevo atentado con Goma 2, que a su vez provocó el derramamiento de 10 toneladas de aceite y fuel a un río cercano, contaminando su cauce y las playas de la zona.

El combustible se deslizó por la carretera y, tras atravesarla, cayó al río Lea, que desemboca en Lequeitio, a tres o cuatro kilómetros del lugar. Río y playas quedaron seriamente contaminados.

El 10 de diciembre pasado, un comando de ETApm secuestró temporalmente al gerente y a cuatro trabajadores de la misma y colocó en su interior dos pequeñas bombas, advirtiendo que era "un aviso". La fábrica no vertía ya residuos contaminantes, sino que éstos eran trasladados en camiones-cisterna a un vertedero, según la empresa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de septiembre de 1983