_
_
_
_

El fiscal pide tres años de cárcel por estafa para el ex presidente del Banco de Navarra

Juan Palomeras Bigas, ex presidente del Banco de Navarra, se sentó ayer en el banquillo de los acusados de la sección tercera de lo penal de la Audiencia Provincial de Barcelona para ser juzgado, junto a otros dos inculpados, por un presunto delito de estafa, supuestamente cometido en perjuicio de la propia entidad y por el que se le solicita una pena de tres años de prisión. El juicio quedó suspendido a solicitud de los abogados defensores y del ministerio fiscal, quienes reclamaron que se practicaran unas informaciones complementarias.

La historia de este procedimiento judicial se remonta al 11 de octubre de 1976, cuando Juan Palomeras Bigas, actuando como presidente del Banco de Navarra, suscribió con Juan Luis Muñoz Abad un contrato privado de compra de una finca rústica situada en Vélez-Málaga, bautizada con el nombre de Viznales, de 96.000 metros cuadrados. La finca era susceptible de urbanización y sólo faltaba correr con los gastos de infraestructura y de parcelación, que se comprometieron llevar a término entre el comprador y vendedor. El precio de esta compra supuso un desembolso de 483 millones de pesetas.Esta operación fue investigada a raíz de la intervención judicial del Banco de Navarra. Según los primeros informes periciales, obrantes en el sumario, se llegó a la conclusión de que el valor real de la finca no llegaba a cien millones de pesetas. Se asegura en uno de los dictámenes que el verdadero valor de la finca era de 40 millones. Se estableció así la hipótesis de que Juan Palomeras Bigas, presidente del Banco de Navarra, así como el vendedor Juan Luis Muñoz Abad y su amigo José Luis García Chinchilla habían hurdido repartirse la diferencia entre el valor real de la finca y el precio pagado por la entidad bancaria.

Según se desprende del auto de procesamiento, la operación no había llegado a consumarse ya que la intervención judicial del Banco de Navarra paralizó el pago pactado.

Los hechos supuestamente irregulares fueron denunciado en el Juzgado de Guardia de Barcelona por el administrador judicial y por el depositario de la quiebra del Banco de Navarra dando así pie a un sumario que empezó a instruir el Juzgado número 2. En marzo de 1980 el magistrado juez dictó auto de pro cesamiento contra los tres inculpados por un presunto delito d estafa en grado de frustración y de falsedad. Por estos delitos el ministerio fiscal redactó una calificación provisional en la que solicita que al ex responsable del Banco de Navarra y al vendedor de la finca se le impongan sendas penas de tres años de prisión por el presunto delito de estafa, mientras que al tercer procesado se le condene a tres meses de prisión por el de falsedad en documento.

La causa judicial contra el ex presidente del Banco de Navarra quedó ayer suspendida en espera de una información complementaria. Al parecer, se intenta aclarar los términos de un pacto que redactaron las diferentes partes en el litigio y que fue alcanzado horas antes del juicio oral. Según este pacto los vendedores y los compradores de la finca desisten de la acción y por su parte los querellantes abandonaban el litigio.

Esta es la segunda ocasión en que el creador y ex presidente del Banco de Navarra comparece ante la Justicia para responder de las presuntas irregularidades cometidas en la entidad. Con anterioridad Juan Palomeras Bigas fue juzgado por la Audiencia de Pamplona, acusado de tres delitos de falsedad, solicitándosele seis años de prisión. Este procedimiento que se inició a instancias del Banco de España, finalizó con la, absolución de Juan Palomeras. Esta resolución fue ratificada ante el Supremo.

Pero a pesar de esta resolución favorable de la Administración de Justicia, el responsable del Banco de Navarra no ha podido evitar la prisión. El 20 de septiembre de 1981 fue detenido y encarcelado en Barcelona al no poder hacer frente a una fianza de 30 millones de pesetas impuesta por el juez que instruye el procedimiento de quiebra. Ocho meses después salió de la cárcel.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_