Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CIENCIA

El próximo martes comienza una nueva misión del 'Challenger', con un astronauta negro a bordo

Cabo Cañaveral

Tras la alerta dada por la aproximación de una tormenta tropical, que pasé sin causar daños, nada parece impedir el normal desarrollo de la próxima misión del transbordador espacial norteamericano Challenger, que se iniciará en la madrugada del próximo martes. En la tripulación de este vuelo figurará por vez primera en la historia espacial norteamericana un astronauta de raza negra, y tanto el despegue como el aterrizaje se realizarán en horas nocturnas, lo que también constituye una novedad en las misiones del transbordador espacial.El astronauta de raza negra, Guion Bluford, formará parte de una tripulación de cinco personas que permanecerá seis días en órbita de la Tierra, y que tendrá como principales objetivos la puesta en órbita de un gran satélite de comunicaciones para el gobierno indio, la manipulación del brazo articulado de fabricación canadiense que ya fue probado en la anterior misión del Challenger, y la verificación del funcionamiento del gigantesco satélite de la NASA, el TRDS-1, lanzado el pasado mes de abril. Los problemas que planteó la puesta en órbita correcta de este último satélite han provocado la modificación de éste y los siguientes vuelos de los transbordadores espaciales, debido a que no se lanzará un segundo satélite de la misma serie hasta que se haya verificado el buen funcionamiento del primero y se averigüen las causas que hicieron invertir tres meses en situar en su órbita correcta el satélite. El TRDS-1 es esencial para la próxima misión del transbordador espacial, durante la cual viajará al espacio el laboratorio espacial europeo a bordo del Columbia. Esta misión, en la que colaboran la NASA y la Agencia Espacial Europea, tendrá lugar a primeros del mes de octubre.

El lanzamiento y aterrizaje nocturnos se deben a necesidades de la puesta en órbita del satélite indio, y son también una oportunidad para demostrar la versatilidad del transbordador espacial.

Como Sally Ride, la primera mujer norteamericana en el espacio, Guion Bluford, el astronauta negro, es objeto actualmente de una gran atención por parte de los medios de comunicación en Estados Unidos. Sin embargo, Bluford no es el primer astronauta de raza negra, ya que este título lo ostenta Arnaldo Tamayo, el astronauta cubano que voló como invitado de los soviéticos en 1980.

En la carga de esta misión del transbordador figuran también 260.000 sellos y sobres conmemorativos que pondrá a la venta la administración de correos de Estados Unidos y que reportarán a la NASA un beneficio estimado de un millón de dólares (150 millones de pesetas).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de agosto de 1983