Divergencias en La Coruña tras el concierto de Miguel Ríos

La junta directiva del Real Club Deportivo de La Coruña ha amenazado con dimitir debido a los desperfectos ocasionados por la actuación, el pasado miércoles, de Miguel Ríos en el campo de fútbol del Riazor, propiedad del ayuntamiento coruñés. La misma junta pide a las autoridades locales una indemnización de tres millones de pesetas. El Ayuntamiento de La Coruña está preparando un informe en el que piensa demostrar que el drenaje del césped está en malas condiciones desde hace un año.Pare chuvia, pare chuvia. Como si de un rito ancestral se tratara, las casi 20.000 personas de todas las edades que acudieron al concierto de Miguel Ríos en La Coruña corearon la invocación del cantante, obteniendo un resultado aparentemente milagroso: la fuerte lluvia que no había cesado de caer en toda la tarde se retiró a tiempo.

El ambiente fue festivo y relajado, sin ningún incidente digno de mención. En este recital, el ayuntamiento coruñés había estrenado un servicio de protección civil, que ayudo a que el acto transcurriera con entera normalidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 25 de agosto de 1983.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50