Hassan II puede anunciar hoy la formación en Marruecos de un Gobierno de unión nacional

El rey Hassan II de Marruecos se dirigirá esta mañana al Parlamento marroquí, convocado en sesión extraordinaria, para tratar, según se cree, de la grave situación económica interna, y de la posible formación de un nuevo Gobierno de unión nacional, de cuya formación se habla en los últimos días.

La alocución real ante el Parlamento tendrá lugar inmediatamente después de un debate sobre el proyecto de ley rectificativo del presupuesto de 1983, que ya ha sido calificado de "radical plan de austeridad marroquí". En algunos medios políticos de la capital se estima que el monarca podría anunciar la constitución de un nuevo Gabinete para gobernar bajo sus órdenes.Estas medidas consisten en un aumento sustancial de todos los impuestos, incluido el llamado impuesto de solidaridad para financiar la guerra del Sáhara, y solamente por el cual los marroquíes tendrán que abonar al Estado -según sus ingresos- entre una semana y un mes de salario al año.

Entre otras muchas cargas, el marroquí deberá pagar un impuesto de salida del país de 10.000 pesetas por persona, cuando quiera viajar al extranjero.

Se esperan considerables aumentos de los precios al consumo y los servicios, dado que entre las medidas que se propone adoptar el Gobierno está la supresión de las subvenciones a los productos importados de primera necesidad. Se especula, asimismo, con la posibilidad de una devaluación de la moneda del orden del 15%, ya que ésta, en la actualidad, está artificialmente sobrevalorada. Esta última medida, que constituye también una imperiosa recomendación del Fondo Monetario Internacional (FMI), suscita la oposición de importantes sectores económicos.

Reticencias socialistas

Para hacer menos impopulares esas restricciones, que nuevamente reducirán de una manera considerable el ya precario nivel de vida del ciudadano marroquí, el Gobierno ha dispuesto que sea aumentado en un 20% el salario mínimo industrial y el agrícola, lo cual, y dado lo bajo de éstos, viene a representar unas 2.000 pesetas de aumento al mes, cuando los sindicatos solicitan tan sólo para que se recupere el poder adquisitivo de hace seis años, que este salario sea aumentado en 9.000 pesetas.Hace un mes, y en una audiencia concedida al líder socialista Abderrahim Buabid, el rey Hassan II le propuso que formara un Gobierno de transición para gobernar hasta las elecciones legislativas que entonces se suponía que tendrían lugar a partir del 2 de septiembre. Las elecciones legislativas fueron anuladas posteriormente por el propio rey Hassan II, para que Marruecos pueda cumplir con las resoluciones de la OUA y de la ONU de celebrar un referéndum de autodeterminación en el Sáhara -cuya realización, en verdad, nadie parece creer- antes de fin de año.

La semana pasada, el monarca marroquí volvió a convocar al líder socialista marroquí y le urgió una respuesta a la proposición de que varios ministros socialistas formen parte de un Gobierno de unión nacional, que es de lo que se trata ahora. El comité central del partido socialista se encuentra reunido desde el domingo por la mañana para decidir esta espinosa cuestión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de julio de 1983.

Lo más visto en...

Top 50