_
_
_
_
COMUNIDAD VALENCIANA

El Ayuntamiento de Valencia no pudo recuperar el hipodromo de El Saler en una subasta

El Ayuntamiento de Valencia perdió una clara ocasión para recuperar el uso de los terrenos en los que asienta el hipódromo de El Saler, cuyos derechos de superficie fueron subastados el pasado viernes, ante la tenaz insistencia de un licitante privado, Eugenio Gonúdez, quien elevó su oferta por tales derechos hasta 28 millones de pesetas, antes de que la representante municipal, la concejala Clementina Ródenas, desistiera de continuar pujando.

Los derechos de superficie de los terrenos en cuestión, que totalizan 472.000 metros cuadrados, fueron cedidos en 1973 por el ayuntamiento que presidía Joaquín López Rosat, por un período de 49 años, a la recién creada Sociedad Valenciana de Carreras de Caballos. En la actualidad, además del hipódromo, ya sin actividad, los terrenos incluyen un camping y sus dependencias auxiliares.La pública subasta de los derechos se produjo a instancias de acreedores de la ya citada Sociedad Valenciana de Carreras de Caballos, que construyó el hipódromo e intentó explotarlo comercialmente durante algún tiempo, con resultados ruinosos. Entre los 120 acreedores de la sociedad se cuenta el propio consistorio municipal, que había manifestado reiteradamente su decisión de concurrir como licitante a la subasta con el fin de recuperar los terrenos para uso público.

En la subasta, que se celebró en el Juzgado de Primera Instancia número 5 de Valencia, se presentaron, además de la concejala Clementina Ródenas, otros dos postores, quienes habían depositado previamente la requerida fianza de 450.000 pesetas. Las pujas comenzaron a partir de la base inicial de tres millones de pesetas. Mientras la concejala Ródenas superaba las ofertas de sus oponentes de cinco mil en cinco mil pesetas, los otros dos licitantes se dedicaron a elevar el listón del remate final con mucha más soltura.

Indignación municipales

Uno de ellos abandonó la puja cuando la cifra alcanzó los 15 millones de pesetas, dejando el duelo en un mano a mano entre Clementina Ródenas, visiblemente contrariada por el cariz que tomaba la cuestión, y el que a la postre resultó ganador de la subasta, Eugenio González.En el preciso momento en que Eugenio González ofrecía 28 millones de pesetas por los derechos de superficie, la representante municipal abandonó la sala, indignada, precisando que "el ayuntamiento no podía entrar en ese juego". Fuentes municipales manifestaron más tarde que el desarrollo de la puja hacía pensar en un reventón premeditado de la misma.

El adquirente de los derechos de superficie tiene, según lo reglamentado, ocho días hábiles judicialmente -a partir del viernes pasado- para depositar los 28 millones ofertados, aunque, previsiblemente, ese plazo se alargará a consecuencia del período vacacional de agosto. Eugenio González abandonó precipitadamente la sala de la subasta a su término, sin plegarse a hacer declaración alguna de los motivos que le llevaban a concurrir a la subasta ni sobre el uso que hará de los derechos. Curiosamente, tanto el camping sito en la parcela en cuestión, como sus dependencias auxiliares, fueron construidos sin la preceptiva licencia fiscal, por lo que el ayuntamiento podría proceder a su cierre inmediato si así lo considerase oportuno.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Los rumores tras la agitada subasta apuntan que quizá el frustrado objetivo del tenaz licitante fuera forzar al Ayuntamiento de Valencia a comprar muy caros los derechos sobre los terrenos, con lo que los 120 acreedores de la Sociedad Valenciana de Carreras de Caballos -entre los que tiene prioridad el propio consistorio- hubieran podido cobrar con más facilidad sus deudas. En todos los medios vinculados al contencioso del hipódromo se desestima que la intención del adquirente de los derechos pueda ser la de reeditar las carreras de caballos en el hipódromo de El Saler, dado el rotundo fracaso económico que supuso su puesta en marcha.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_