Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estalla en el aire un avión militar ecuatoriano con 119 personas a bordo

Un Boeing 737 de la compañía comercial Transportes Aéreos Militares Ecuatorianos (TAME) estalló ayer en el aire con 111 pasajeros y ocho miembros de la tripulación a bordo. Ninguna persona sobrevivió al siniestro, según la información facilitada por la compañía.La catástrofe se produjo cuando el aparato, que cubría la línea interior Quito-Cuenca, se encontraba a dos kilómetros escasos de esta última ciudad y había recibido ya autorización de la torre de control para efectuar el aterrizaje.

Se trata del accidente más importante de la historia de la aviación ecuatoriana. El avión había despegado del aeropuerto de Quito a las siete de la mañana, hora local (dos de la tarde en la Península), con destino a Cuenca, ciudad situada a 472 kilómetros al sur de la capital y en la que últimamente se han registrado varios accidentes de aviación.

Tres cuartos de hora después de salir de Quito, según diversos testimonios, el aparato hizo explosión en el aire por razones desconocidas y se estrelló, envuelto en llamas, contra una montaña, por cuyas laderas quedaron esparcidos los cadáveres de las víctimas.

Testigos presenciales indicaron que restos ensangrentados de personas se mezclan con los del aparato en un amplio radio de terreno, y añadieron que una gran columna de humo se alzó inmediatamente desde el lugar en el que cayó el avión.

El accidente tuvo lugar en la pequeña localidad de Ricaurte, cerca de un destacamento militar, por lo que fuerzas del ejército se hicieron cargo inmediatamente de las tareas de rescate.

El Boeing 737 siniestrado, que iba pilotado por el capitán Jorge Peña, fue adquirido hace apenas dos años y era el aparato más moderno de esa compañía, dedicada exclusivamente a vuelos nacionales.

Tanto las autoridades de aviación civil como los directivos de la compañía Transportes Aéreos Militares Ecuatorianos mantienen un absoluto hermetismo sobre las causas que pudieron provocar el espectacular accidente.

El director nacional de Aviación Civil de Ecuador, general Armando Durán, se trasladó después del accidente al lugar del siniestro con el fin de organizar una junta investigadora encargada de indagar las causas del suceso. Las autoridades elaboraron rápidamente una lista con los nombres de las víctimas, entre las que se encuentra un niño. Pasa a la página 3

El avión ecuatoriano estalló en una zona conocida como la 'ruta de la muerte'

Viene de la primera página

La catástrofe se produjo en lo que se conoce en Ecuador como ruta de la muerte, donde, desde 1976, han ocurrido cinco accidentes graves. En agosto de ese año un avión Vicker Viscount desapareció con 57 ocupantes. Un año después, otro aparato cayó al suelo por razones desconocidas con 52 personas a bordo.

En diciembre de 1977 un Vicker Viscount se estrelló también cerca de Cuenca y provocó la muerte de 25 personas. Por último, el pasado 29 de abril, un Caravelle se partió en dos, en una zona próxima a Guayaquil, con un saldo de siete muertos.

Uno de los más espectaculares casos en los que un avión estalló en el aire se produjo en España en diciembre de 1972, cuando un Convair Coronado de la compañía Spantax hizo explosión con 155 personas a bordo.

El avión, que transportaba un grupo de turistas alemanes, hizo explosión poco después de despegar del aeropuerto de Los Rodeos de Santa Cruz de Tenerife.

Accidentes similares

Otros accidente similares tuvieron lugar en los últimos años en Turquía, India y Colombia. Un Boeing 727 de la compañía Líneas Aéreas Turcas se desintegró en el aire en septiembre de 1976 a 100 kilómetros de la ciudad turca de Antalya con 154 ocupantes.

Un Boeing 747 sufrió el mismo tipo de siniestro en enero de 1978. En esa ocasión se trató de un aparato de la compañía Air India que cayó al mar envuelto en llamas y con 213 personas a bordo, cerca de Bombay. En diciembre de 1980, en Colombia, un Caravelle 6-R estalló en el aire causando la muerte de 69 personas.

Dos Boeing 737, el mismo modelo que ayer se estrelló contra las montañas próximas a la ciudad colombiana de Cuenca, sufrieron accidentes importantes ultimamente en Taiwan y Estados Unidos.

El pasado 13 de enero un avión de ese tipo se precipitó contra un puente de Washington con un saldo de 78 personas muertas. En agosto de 1981 un aparato del mismo modelo perteneciente a la compañía Far Air Transport (FAT) se estrelló en una zona montañosa próxima a la capital de Taiwan y causó la muerte a 110 personas

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de julio de 1983

Más información