Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rafael Escobedo, condenado a 53 años por el asesinato de los marqueses de Urquijo

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Madrid hizo pública ayer la sentencia por la que se condena a Rafael Escobedo a dos penas de 26 años, ocho meses y un día como autor de dos delitos de asesinato en las personas de sus suegros, los marqueses de Urquijo, el 1 de agosto de 1980. Al conocer la sentencia, Rafael Escobedo comentó: "No pensaba que iba a ser condenado. ¡Qué se le va a hacer!". Los hermanos Juan y Miriam de la Sierra Urquijo y el administrador de la familia, Diego Martínez Herrera, presentaron el miércoles por la noche una querella contra la revista Interviu.

La querella se interpuso por un reportaje en el que los implica, junto con otras personas, en el asesinato de los marqueses.La familia Escobedo manifestó su estupor por la condena, y miembros de esta familia aseguraron que el reportaje que publica la revista Interviu, en el que se implica al padre del condenado y a otras personas en los hechos, "es vergonzoso". El juez del Juzgado de Instrucción número 6 de Madrid rechazó la petición de secuestrar Interviu a raíz de la publicación del reportaje.

El texto del reportaje, que en la portada aparece con el título Los asesinos, con nombre y apellidos. Todo lo que no se contó en el juicio, implica en el asesinato de los marqueses de Urquijo, como autores, cómplices o encubridores, a Miguel Escobedo Gómez Martín, padre del condenado; Mauricio López Robert Melgar, marqués de Torre Hermosa; Diego Martínez Herrera, administrador de los marqueses de Urquijo, y Javier Anastasio y José Juan Hernández Valverde, amigos de Rafael Escobedo.

Según Interviu, también conocía la suerte que iban a correr los marqueses su propio hijo, Juan de la Sierra, que la noche de autos se encontraba en Londres.

Juan de la Sierra, sexto marqués de Urquijo, junto con su hermana Miriam, el actual compañero de ésta, Richard Denis Rew, y el administrador de la familia, Diego Martínez Herrera, se reunieron ayer por la tarde en la residencia de Somosaguas, en Madrid, antiguo domicilio de los marqueses asesinados. En esta reunión se analizó el reportaje de Interviu, así como aspectos de la investigación.

Pasa a la

página 21

Editorial en la

página 8

La policía piensa continuar la investigación del crimen de los Urquijo si el juez lo ordena

Viene de la primera página

La agencia Efe, que afirma haber obtenido información de fuentes policiales, señala que la versión de la citada revista coincide con la tesis que mantuvo la Policía desde el principio. Añade que no se pudo probar por la falta de colaboración de la policía inglesa, que se negó a facilitar los movimientos registrados en una cuenta de los marqueses asesinados, de una sucursal del Banco Hispanoamericano en Londres, en las horas siguientes al asesinato. Según las fuentes policiales que cita Efe, si se conocieran los nombres del ordenante y beneficiario de dichas trasferencias bancarias, se podía haber probado la implicación de algunas de las personas que cita el reportaje.

Según fuentes próximas a los Urquijo -informa Jesús de las Heras- la investigación sobre dicha cuenta no aportaría ningún dato de interés para el esclarecimiento de los hechos. Las gestiones que realizó Interpol en su momento se paralizaron al chocar con el secreto bancario, pero hubiera sido fácilmente salvable con la utilización de los medios legales adecuados, en el caso de que realmente hubiera interesado.

En esa cuenta bancaria no habría, en aquel momento, una cantidad superior a 2.000 libras esterlinas, unas 452.000 pesetas. El conocimiento del listado del movimiento de dicha cuenta hubiese sido facilitado inmediatamente, de recurrir a los procedimientos judiciales al uso, o con la autorización de los titulares, gestiones que no se realizaron, según ha podido constatar este periódico.

Otras fuentes policiales, próximas a la investigación del doble asesinato, consultadas por El PAIS, en relación con la versión informativa relatada por la mencionada revista, señalan que "la Policía no tiene tesis, sino informes objetivos que constan en el sumario, fuera de los cuales cualquier información que se le adjudique es pura especulación". Según se ha informado a este periódico, José Romero, uno de los funcionarios de Policía con mayor participación en esta investigación, ha solicitado al Gabinete de Prensa de la Policía que se le cite lo menos posible para no quemar su capacidad profesional.

En este mismo orden, los portavoces autorizados de la Policía para las relaciones con la Prensa han cursado órdenes a determinados funcionarios para que cualquier tipo de información sea exclusivamente canalizada a través del gabinete de Prensa.

También se añadió que las sospechas policiales de que existen otras personas implicadas es un dato que fue expuesto en la vista oral del juicio, pero que la Policía se atiene a la autoridad judicial y continuará la investigación de los hechos si el juez así lo ordena, lo que no se opone a que la Policía remita a la autoridad judicial nuevos datos en relación con este caso si llegara a tener conocimiento de ellos.

El juez de guardia no aceptó el miércoles por la noche la petición de secuestro de la revista Interviu por el reportaje sobre el caso Urquijo titulado Los asesinos, al descubierto.

El titular del Juzgado de Instrucción número 6, Miguel Ángel Sánchez Plaza, que estaba de guardia anteayer, recibió el miércoles los escritos de querella de los hermanos De la Sierra Urquijo y del administrador, Martínez Herrera, en la que se solicitaba también el secuestro de la revista en los quioscos, petición que fue denegada.

Fuentes de la empresa editora del semanario informaron de a posibilidad de una nueva edición, ya que la anterior se encuentra prácticamente agotada en los principales puntos de venta. Las mismas fuentes aseguraron a este periódico la absoluta fiabilidad de la información publicada, obtenida, en parte, al parecer, en medios policiales.

Según se ha podido saber, los hermanos De la Sierra Urquijo no han decidido sobre el letrado que, en caso de prosperar la querella criminal que han interpuesto contra Interviú, se hará cargo del asunto. Es probable que no sea Adolfo de Miguel quien, en principio, mantuvo la acusación particular de la familia contra Rafael Escobedo, de la que finalmente desistieron por entender que la acusación fiscal era suficiente.

Los hermanos de la Sierra, según se supo, aseguraron ayer que siguen dispuestos a que se esclarezca la verdad de lo ocurrido y mostraron seria contrariedad ante lo que ellos califican como atropello a su intimidad y a su imagen que consideran deformada y perjudicada, gravemente.

Los Escobedo, sin decisión

Alberto Escobedo, hermano de Rafael Escobedo, que ayer fue condenado por el doble crimen de los marqueses de Urquijo, manifestó a EL PAIS que todavía no ha decidido su familia si se querellará o no contra la empresa editora de Interviu, pues el abogado de la familia, Stampa Braun, será quien tome la decisión al respecto. Alberto Escobedo calificó la información de Interviu de vergonzosa. "No hay derecho a que alguna Prensa, cuya función social debe ser algo digno, publique informaciones de este tipo en las que atenta contra el honor de las personas de manera tan descarada".

Alberto Escobedo señaló que, no obstante la información de Interviu, la mayor preocupación que hoy tiene la familia se centra en la condena que ha recaído sobre Rafael.

Previamente a las declaraciones que Alberto Escobedo hizo a este periódico, la madre de Rafael, visiblemente afectada, dijo al redactor que dejásemos en paz a su familia.

Sentencia justa para el fiscal

José Antonio Zarzalejos, fiscal de la Audiencia Provincial de Madrid, encargado de la acusación en el caso Urquijo, ha manifestado a El PAIS que piensa que la sentencia, "como toda sentencia, es justa, y además está de acuerdo con lo que el fiscal ha pedido".

El fiscal manifestó también que, en su opinión, la fiscalía no debiera recurrir la sentencia, pero que hay que estudiarla bien, y que la decisión sobre el recurso y sobre todas las investigaciones que pudieran realizarse es del fiscal de la Audiencia Territorial.

Respecto a la querella presentada contra la revista Interviu por la publicación de un artículo sobre el caso titulado Los asesinos, al descubierto, el fiscal precisó: "No sé una palabra. A mí no me corresponde hacer ninguna gestión, y no la he hecho".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de julio de 1983

Más información