Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La intentona golpista en Guinea Ecuatorial

Felipe González promete continuar la ayuda económica al Gobierno de Malabo

El presidente del Gobierno, Felipe González, confirmó ayer que el ministro de Asuntos Exteriores, Fernando Morán, fue portador de una carta suya para el presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang, en la que, después de analizar la situación de las relaciones bilaterales, el Gobierno español prometía continuar la ayuda y la cooperación en el desarrollo guineano. "Procuraré aprovechar la primera oportunidad que tenga para viajar a Guinea Ecuatorial", afirmó el Presidente.Felipe González manifestó también que el Gobierno español entregará a las autoridades de Guinea Ecuatorial al sargento Venancio Miko, asilado desde hace varios días en la embajada de España en Malabo y al que las autoridades guineanas consideran implicado en el intento de golpe de Estado contra el Presidente Obiang. La entrega se hará "si se obtienen garantías suficientes de que será sometido a un juicio justo", declaró ayer el Presidente del Gobierno español.

Felipe González, que hizo ayer unas declaraciones en el Congreso sobre la situación en Guinea Ecuatorial, afirmó también que "no existe ningun riesgo para los intereses españoles en dicho país, en el sentido sobre todo humanitario".

Se espera que el ministro de Asuntos Exteriores, Fernando Morán, que ayer realizó una visita de unas horas a Malabo y que regresó de madrugada a Madrid, después de entrevistarse con el Presidente Teodoro Obiang informe hoy a Felipe González del principio de acuerdo alcanzado con el máximo dirigente ecuatoguineano.

El Presidente dijo también que, según sus noticias, se había superado la situación creada por el intento de golpe de Estado y que la tranquilidad reinaba en el país. "No existe ninguna preocupación especial o específica por los residentes y los cooperantes españoles que trabajan en Guinea", añadió.

La opinión más extendida en los medios diplomáticos occidentales, con embajadas en la capital ecuatoguineana, es que lo ocurrido encuentra una explicación dentro de las "luchas fratricidas por el poder", en el seno del, llamado clan de Mongomo, al que pertenece el equipo de Obiang.

En sectores españoles, que tuvieron relación directa con Guinea Ecuatorial en los primeros años de la transición, se opina que el deterioro de la situación se inicia desde el momento en que las tropas marroquíes son llamadas para hacerse cargo de la seguridad en Guinea.

España, añaden, no debió permitir la sustitución de sus fuerzas por las marroquíes, que dejó a sus nacionales desprovistos de toda protección y respeto para cumplir con su misión principal, controlar el buen uso de la ayuda española.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de mayo de 1983

Más información

  • El presidente irá a Guinea "en la primera oportunidad"