_
_
_
_
_

La aprobación de numerosos pesticidas y herbicidas se realizó en EE UU sobre la base de pruebas no válidas

Dos tercios de las pruebas que realizó un gran laboratorio privado de Estados Unidos para demostrar la no toxicidad de productos pesticidas y herbicidas no son válidas científicamente, según un informe realizado por la Agencia Federal de Protección del Medio Ambiente (EPA).El informe, que se realizó a lo largo de cinco años, ha salido a la luz con ocasión del juicio que se celebra actualmente en Chicago contra cuatro ex directivos de esta empresa, Industrial Bio-Test, a los que se acusa de manipular los resultados obtenidos en las pruebas de toxicidad, para que las industrias fabricantes pudieran obtener la aprobación gubernamental de sus productos.

El informe de EPA no avala esta acusación, sino que se limita a señalar que algunas de las pruebas no son válidas desde un punto de vista científico. Sin embargo, el fiscal federal ha acusado a la compañía de falsificar, datos tales como el número de animales muertos durante las pruebas realizadas sobre ellos con productos herbicidas y pesticidas.

Pruebas no válidas

En el informe se señala que la gran mayoría de los 212 productos probados por el laboratorio, y que luego obtuvieron permiso de utilización, fue sometida al menos a una prueba no válida. Muchos de estos productos se utilizan ampliamente, tanto en EE UU como en otros países, y entre ellos figuran Captan, Paraquat, Lasso, Machete y Orthene, y Carbofuran. Funcionarios de EPA señalaron que el hecho de que las pruebas no fueran válidas en su totalidad no implica que estos productos químicos signifiquen un peligro para la seguridad o la salud humanas, aunque sí que deberían ser sometidos a nuevas pruebas para determinar sus efectos. Las pruebas pretenden averiguar si los productos son cancerígenos, causan modificaciones genéticas o defectos de nacimiento, entre otros efectos perjudiciales.Estos 212 productos representan el 15% de todos los productos químicos registrados por EPA, y son fabricados por 44 compañías distintas, entre ellas muchas importantes, como Dupont, Dow, Monsanto, Ciba Geigy, Olin, Velsicol y Hércules. EPA no tiene en EE UU poder para retirar estos productos del mercado, pero otros países, como Canadá, han decidido no autorizar algunos de ellos hasta que sean sometidos a nuevas pruebas. La Organización Mundial de la Salud, por su parte, también está estudiando estos productos.

El informe se limita a señalar que las pruebas no fueron válidas porque no se ajustaron a los procedimientos científicos normalizados. Un funcionario ha comentado, sin embargo, que las pruebas realizadas en el laboratorio de Chicago, no tenían precedentes y habían causado gran extrañeza a los toxicólogos del país.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_