Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SANIDAD

Los sindicatos médicos no llegan a un acuerdo con el Insalud e iniciarán un tercer periodo de huelga en el mes mayo

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos ha fijado para los días 10, 11, 16 y 17 del próximo mes de mayo su tercer período de huelga, según manifestó el secretario general de estos sindicatos, Juan Blázquez, al director general del Insalud, Françésc Raventós, en una entrevista que mantuvieron ayer por la tarde y en la que no se encontró una vía de acuerdo.

La citada confederación ha requerido notarialmente al ministro de Sanidad y Consumo, Ernest Lluch, al director general del Insalud y al gobernador civil de Madrid en relación con la actuación de la Administración con respecto a la huelga que mantiene en centros de la Seguridad Social un porcentaje de médicos impreciso y notablemente dispar, según las fuentes.El requerimiento pide que las autoridades sanitarias "informen públicamente de los privilegios que recoge el actual estuto jurídico médico y demuestren que impide la reforma sanitaria propuesta por el ministerio", en cuyo caso la CESM desconvocaría la huelga, y que se señalen los mínimos asistenciales por vía gubernativa. Dicho requerimiento llegó a las autoridades ayer por la tarde, "y no ha habido tiempo de estudiarlo", según la información oficial.

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos, con apoyo del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, mantiene la huelga iniciada la semana pasada en una segunda fase que termina mañana, en defensa de la vigencia del estatuto médico y en contra de la creación de un sólo estatuto para todos los trabajadores sanitarios de la Seguridad Social.

En un comunicado, dicha confederación sindical responsabiliza al Insalud y al ministerio de las consecuencias de la huelga si no atienden su petición por vía notarial en la que se comprometen a desconvocar el paro si las autoridades sanitarias demuestran que el actual estatuto médico impide la reforma sanitaria.

Pedro Sabando, subsecretario de Sanidad y Consumo, reiteró ayer sobre este punto que "el establecimiento de un marco jurídico único para todos los trabajadores sanitarios de la Seguridad Social es absolutamente necesario para definir globalmente lo que va a ser el Servicio Nacional de Salud y lo que va a ser la atención sanitaria". "Lógicamente", añadió, "se va a reglamentar este estatuto sin atropellar las especificidades y peculiaridades de nadie. Con los actuales estatutos jurídicos de cada estamento sanitario se define la sanidad con arreglo a las particularidades de cada estamento, se hace la distribución de la asistencia según cada estamento y no debe ser así. La asistencia hay que contemplarla globalmente".

"Sólo algunos médicos en huelga"

Respecto a la incidencia en la jornada de ayer, el Insalud señala que sólo ha sido "elevada en Murcia", con una "participación media en 23 provincias y mínina en 18". Según la CESM sólo las provincias de Navarra y Cuenca no siguen la huelga y la particiapación media en el resto la cifran entre el 80% o el 85%. La valoración rigurosa de la incidencia ha pasado a constituir uno de los aspectos capitales en el desarrollo de este conflicto, en el que distintos colectivos médicos empiezan a pronunciarse públicamente en este sentido.Titulados superiores no sanitarios del centro especial Ramón y Cajal, de madrid, han hecho pública su oposición a la huelga de la CESM. También el comité de empresa de la Clínica Puerta de Hierro ha denunciado que algunos médicos en huelga en este centro de la Seguridad Social "pasan consultan a los enfermos privados" de dicha clínica.

Ayer, un colectivo de médicos no organizados, que se autodenominó como independiente, salió al paso de la disparidad entre el Insalud y la CESM sobre las cifras de la incidencia y señalaron que, "en todo caso, "sólo algunos están en huelga" y que "los ciudadanos pueden acudir a los centros sanitarios porque la asistencia está perfectamente cubierta con los médicos que no siguen la huelga". Un grupo de unos cincuenta facultativos de hospitales y ambulatorios madrileños informaron a la Prensa, en la sede del ambulatorio de la calle de Bravo Murillo, y facilitaron un comunicado en el que muestran su oposición a la misma.

Rafael Barrena e Isabel Alvarez, del centro Ramón y Cajal, representantes de dicho grupo, explicaron que "reflejan la opinión, aunque no ostentan ninguna representatividad, de un amplio número de profesionales". Su cómputo de la incidencia, a través de fuentes de las direcciones y comités de empresa de los centros, así como de los propios compañeros "tiene absoluta fiabilidad" y, según ellos, dicha incidencia es mucho menor de lo que señala la CESM En el comunicado expresan que "el evidente deterioro sanitario, fruto de la política seguida en los últimos años, y que ha generado descontento entre los médicos, se intenta manipular en esta huelga".

Otro colectivo de médicos afín a la huelga, del colegio de Madrid ha recogido un millar de firmas que suscriben una carta al ministro en la que piden su dimisión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de abril de 1983