Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Diputación celebró ayer el último pleno de su historia

El último Pleno de la Diputación Provincial de Madrid, celebrado ayer, se desarrolló sin pena ni gloria para dejar paso, con la desaparición de este organismo, a las instituciones autonómicas. Conscientes de que era una sesión de trámite, en la que sólo destacaba la necesaria conformidad de los diputados con el convenio colectivo firmado con los trabajadores laborales, el pleno transcurrió sin debate alguno y todos los puntos se aprobaron por unanimidad.

No hubo tampoco intervenciones para destacar el hecho de que la Diputación Provincial desaparecía como tal, subsumida su estructura y sus medios humanos y económicos en el futuro Gobierno autonómico. El pleno aprobó la firma del convenio de los trabajadores laborales de las ciudades de ancianos, los centros escolares y otros servicios. María Gómez Mendoza, diputada socialista, se congratuló del acuerdo alcanzado e hizo un breve repaso al contenido del convenio: aumento salarial del 11,5%, aplicado sobre el salario base y la antigüedad, equiparación de los trabajadores de todos los centros respecto a los pluses percibidos por servicios especiales, incremento- del 23,45% de la valoración de las guardias médicas, aumento de 3.000 pesetas mensuales a los ATS con contrato laboral -no funcionarios y la participación de un representante del comité de empresa en los tribunales de oposiciones. Gómez. Mendoza señaló que, gracias a la firma del convenio, el futuro Gobierno regional no tendría que enfrentarse con conflictos laborales.Por lo demás, el pleno no registró asuntos de interés. La Diputación aprobó la renuncia a la parte del canon que le correspondería percibir por el alquiler de la plaza de toros de Las Ventas a los partidos políticos que deseen utilizarla para sus actos electorales.

En el capítulo de Obras Públicas y Transportes, destaca la adjudicación de las obras de mejora de varias carreteras comarcales en la zona sureste de la provincia, en diversos tramos entre Navalcarnero y Cadalso de los Vidrios, por un importe total de unos 163 millones de pesetas, así como la aprobación de un presupuesto de 27 millones de pesetas destinado a la restauración de la Capilla del Oidor, en Alcalá de Henares. Por otra parte, el pleno se dio por enterado de la adjudicación a una empresa especializada de la confección de los sobres y papaletas de todas las candidaturas que concurrirán en los comicios autonómicos del próximo 8 de mayo. La impresión de las papeletas electorales costará 38.166.000 pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de abril de 1983

Más información

  • La corporación provincial aprueba el convenio de los trabajores laborales