Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES DEL 8 DE MAYO

Pequeños incidentes durante la campaña electoral

Frialdad general de la campaña. La realización de sondeos y estudios electorales absorbe, en estos momentos, la actividad de los estados mayores de los partidos políticos. Lejos de los tiempos en que el voluntarismo o los aspectos ideológicos primaban en la programación de algunas campañas, los técnicos electorales aconsejan ahora estrategias en función de los resultados que proporcionan sus estudios sobre la actitud de la opinión pública, ahorrando esfuerzos allí donde no hay perspectivas razonables de buenos resultados e incrementando la intensidad de los mismos en los terrenos todavía indecisos. El resultado es una campaña bastante fría, en general, que proporciona escasos asuntos de interés para el ciudadano y cuya importancia política es reducida, habida cuenta de que el Gobierno continúa ausente de la misma.

La campaña electoral para las elecciones municipales y autonómicas se desarrolla en un clima de normalidad. No obstante, durante las últimas horas se registró una amenaza de bomba, que resultó falsa, en un cine de Pamplona donde celebraba un mitin la coalición AP-PDP-UL, y fue incendiado el automóvil del candidato del Centro Democrático Social (CDS) a la alcaldía de Cangas de Narcea (Asturias), Higinio Guerrero.Paralelamente, se han conocido nuevas denuncias en relación con la contienda electoral. La Confederación de Organizaciones Empresariales de Santander (COES), adscrita a la CEOE, ha denunciado ante el juzgado de guardia de la capital cántabra y la Junta Electoral Provincial la inserción en las páginas de publicidad institucional del diario Alerta de un anuncio de la coalición electoral Izquierda Cántabra Unida, en la que se mostraba una fotografía de un muro con la siguiente consigna: "Obrero despedido, patrón colg..." Los empresarios cántabros califican el anuncio de anticonstitucional y aseguran que incita a la violencia.

El Bloque Popular Extremeño ha protestado enérgicamente por haberle prohibido la Policía Municipal de Cáceres pegar su propaganda electoral en los paneles que les habían sido asignados. Los agentes municipales consideraron que se trataba de una candidatura ilegal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de abril de 1983