Fellini termina en Cinecittá el rodaje de 'Y la nave va'

Y la nave va es la última obra cinematográfica que Federico Fellini acaba de rodar en los estudios romanos de Cinecittá. Cuando los días pasados presentó en sociedad su nueva criatura estaba gozoso y satisfecho y parecía, como ha escrito un crítico, "un mago que ha hecho el milagro". En la película, rodada íntegramente en Cinecittá, en cuyo estudio número cinco fue construida la nave donde se desarrolla la aventura y simbólica historia contada por Fellini, han, participado exactamente 107 actores, italianos y extranjeros. Todo el sonido es inglés.Cuando el genial director de cine italiano aseguró que acabaría el rodaje en catorce semanas nadie se lo creyó, sobre todo porque todos saben que lo que a los productores asusta de Fellini no es el resultado de su obra, que acaba siendo genial, sino su carácter, sus tiempos largos, su capacidad de romper con todos los esquemas, desde los técnicos a los económicos.

Pero esta vez, de verdad, en cuatro meses Y la nave va ha llegado a su último fotograma. Ahora empieza el difícil trabajo de montaje, en el que Fellini es severísimo.

En la conferencia de Prensa para anunciar el final del rodaje, las más felices eran las inglesas Norma West y Linda Polan. Esta última ha declarado que ha sido una experiencia exultante: "Cada mañana se llegaba sin saber lo que se iba a hacer. Yo nunca vi un texto ni aprendí nada de memoria. Cuando llegaba Fellini te miraba, te hablaba y conseguía comunicarte lo que tenías que hacer". Y Polan contó una anécdota que refleja al personaje Fellini: "Vi a Fellini", dijo, "hace diez años. Me miró, quiso una fotografía mía y me dijo que por el momento no tenía nada para mí, pero que me recordaría a la primera ocasión". Al cabo de diez años, Fellini fue fiel a su palabra y se acordó de ella. Y la llamé: "Decir que es un hombre extraordinario es poco", afirmó entre admirada y agradecida.

¿Cuánto ha costado la película? Al parecer se quiere que todo quede en el misterio. Se habla de ochocientos millones de pesetas. Franco Cristaldi, uno de los productores, se limita decir que una película se mide no por lo que cuesta sino por el resultado, y comentó que E. T. ha sido una película económica a pesar de haber costado miles de millones de pesetas.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS