José García Nieto ingresó en la Real Academia con un discurso en verso

Camilo José Cela le calificó como "una de las mejores voces líricas"

El poeta José García Nieto pronunció ayer su discurso de ingreso en la Real Academia Española con un poema en diez estrofas titulado Nuevo elogio de la lengua española, la primera vez en más de 130 años que un nuevo académico utilizaba tal forma literaria en tan solemne ocasión. García Nieto fue contestado por el escritor Camilo José Cela, quien elogió a García Nieto como "una de las voces líricas más claras de nuestro tiempo y de nuestra lengua".

Antes de iniciar su discurso en verso, García Nieto recordó con especial cariño a Gerardo Diego y Dámaso Alonso, a cuyas investiduras en el invierno de 1948 el nuevo académico había asistido.García Nieto ocupará el sillón de José María Pemán, y como dijo en su discurso, "el solo hecho de escribir su nombre detiene mi pluma y llena de incertidumbre el umbral de esta cuartillas".

García Nieto alabó la figura de Pemán, a quien llamó "el escritor más prolífico y conocido en lo que va de siglo". Estimó que Pemán ha sido "hombre de bien, de abanderado fiel en unos principios de los que no ha renegado nunca, asentados en un espíritu generoso y liberal de difícil parangón."

"Hoy he puesto mi mano como otros días,/ como otras noches, como otras madrugadas,/ en el papel,/ y mi mano temblaba". Así empezó García Nieto su discurso. "Hoy he visto que por mí vivía/ el supremo don de la palabra", dijo para expresar su amor y tributo a la lengua española, de la que glosó algunas de sus principales figuras.

"Por nosotros/ habla/ el poeta del Mío Cid, / y Nebrija y Cervantes hablan;/ con nosotros escribe Teresa,/ la mandadora y la bien mandada,/ y San Juan de la Cruz, el madrecito,/ y Fray Luis de Granada/ y Fray Luis León/ y el Marqués de Santillana;/ El Arcipreste, 'bien mancebo de días'/ que hizo 'muchas cantigas de danza'/ y Don Juan Manuel/ y el Canciller Ayala".

"A nuestra mano llega Jorge Manrique"/, prosiguió el nuevo miembro de la Academia, "-nardos cubriendo una mortaja-/ el autor de La Celestina, sangre/ en el cuello de una paloma blanca,/ y Garcilaso que hizo más hermosa y nuestra/ la 'melodía italiana';/ Calderón que es una lluvia de oro/ heráldica/ en una custodia/ de plata;/ Lope, un relámpago de azahar en la noche,/ un pétalo de sol en la enramada,/ Quevedo, una agonía que se ríe;/ una muerte que no vuelve la espalda;/ Tirso, las cuatro de la tarde en Toledo/ entre almendros y entre cigarras;/ Góngora, una panoplia brillante/ de 'espadas como labios' y labios como espadas ... /'No le toques ya más que así es la rosa',/ así la libertad de la rosa deshojada,/ así los hilos del tejido/ que ordena la poderosa trama/ de los nombres."

"Ahora,/ palabra, no me desampares/ Yo no sabré decirte tanto/ como te han dicho los ingenios"/,escribe García Nieto en la la estrofa X, la última de su poema que concluye con estos versos a la palabra: "Yo soy un niño, un colegial,/ un aprendiz de lo que enseñas./ Ábreme el aula de tu pecho./ Es la del alba, la hora justa/ de tu verdad. Vamos. En marcha./ Digamos Dios y Amor y Madre./ Ya no te llevo yo. Me llevas;/ tú, de la mano, como siempre;/tú, de la mano, a la mañana;/ tú, de la mano, al infinito".

El discurso fue contestado por Camilo José Cela, quien señaló que "desde el primer discurso editado, el que pronunció don Javier de Quinto, también sobre la lengua, el 13 de enero de 1850, hasta hoy, nadie usó la poesía para cumplir con el igual rito que hoy nos convoca". Aclaró que también José Zorrilla usó el verso en su pieza oratoria.

Respuesta de Cela

Camilo José Cela dijo que acabamos de escuchar un hondo poema en el que la poesía late y vive con su alma y su entusiasmo al servicio de la lengua". A continuación observó que "nuestro poeta no tiene la llave de la caja de los truenos pero sí la misteriosa cifra del plantel de nombradas bendiciones que es la lengua. Y en la bendición no cabe la mentira, ya que Unamuno nos advierte que nada que no sea verdad puede ser de veras poético".Tras recordar algunos de las obras más importantes de García Nieto, Cela dijo: "Viene a sentarse ahora entre nosotros, señores académicos, un poeta hondo, cortés y laureado, tres adornos que decoran su trayectoria por la vida y la literatura".

García Nieto, nacido hace 69 años en Oviedo, es un poeta garcilasista perteneciente al grupo poético llamado juventud creadora. Está considerado como uno de los animadores de la cultura española de los años cuarenta, con la fundación de revistas como Garcilaso y más tarde Poesía Española, Acanto y Mundo Hispánico.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS