Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El Congreso debate la expropiación de Rumasa

El Gobierno está reforzando la economía mixta de mercado, afirma Felipe González

"Presido un Gobierno que gobierna con seriedad y responsabilidad, y por encima de los intereses de partido están los intereses generales del país". "Creemos que estamos contribuyendo seriamente a reforzar el sistema español de economía mixta". Con estas palabras rubricó el presidente del Gobierno, Felipe González, en los pasillos del Congreso, la intervención del ministro de Economía y Hacienda ante el pleno de la Cámara, en defensa del decreto-ley sobre expropiación de Rumasa.El presidente recalcó que cree firmemente en la economía mixta de mercado, y agregó: "Rumasa me ha quitado el sueño en bastantes ocasiones. Esta ha sido una decisión muy meditada. En la mesa del Consejo de Ministros ha prevalecido la salvaguardar de los intereses de España".

Sobre las afirmaciones de la oposición en el sentido de que nos encontramos ante un principio de nacionalizaciones, el presidente afirmó: "Nosotros respetamos el sistema financiero, y creemos contribuir a sanear la economía española, dentro de una economía mixta de mercado. Las relaciones del Gobierno que presido con la banca privada son abiertas, el Gobierno se encuentra en una disposición abierta y de diálogo con el sector privado y con todos los sectores de la vida española".

Por su parte, el líder del Grupo Popular, Manuel Fraga, dijo que "es evidente que esta larga y pesada intervención del ministro no ha añadido ningún dato nuevo, y añadió que la Constitución habla de Estado de Derecho y de que no haya indefensión, y en este caso sí la ha habido". Agregó que "también está en la Constitución la prohibición del decreto-ley para estos casos. La Constitución no contempla esta expropiación, que es, lisa y llanamente, una incautación".

El líder de AP dijo también que "nosotros no somos abogados de Ruiz Mateos, que se defienda él si puede, pero sí de una Constitución".

Pedro Schwartz, diputado del mismo grupo, acusó a Boyer de "falsear la verdad" al decir que el Banco de España no podía intervenir todos los bancos de Rumasa", y agregó que el Gobierno podía haber hecho esto en lugar de "saltarse la Constitución".

Miguel Roca, portavoz de Minoría Catalana, juzgó la exposición de Boyer como "detallada, tediosa y aburrida", y añadió que "la situación de Rumasa está muy mal, pero el tema no es ese, sino discutir si las medidas son apropiadas, si se corresponden con la legalidad, si son constitucionales".

Gabriel Cisneros indicó que el ministro no había convencido a los diputados centristas ni había dado datos suficientes para pensar que el problema no se pudiera haber resuelto de otra forma. Anunció el voto en contra de su grupo.

Adolfo Suárez, presidente del Centro Democrático y Social, dijo que su grupo no puede apoyar el decreto-ley, y añadió: "Pienso que alguna medida había que tomar, pero no sé si no hubiera sido mejor una intervención en lugar de una expropiación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de marzo de 1983