Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CANTABRIA

Polémica ante el proyecto de construir una central nuclear en San Vicente de la Barquera

Unas declaraciones del consejero de Industria del Gobierno cántabro, en las que apuntaba como única solución al déficit energético de la región la promoción de la energía nuclear y citaba, en concreto, el proyecto existente de crear una central nuclear en Cantabria, que la empresa Electra de Viesgo pretendió construir en el término municipal de San Vicente de la Barquera, ha reabierto la polémica y la oposición a ésta, que ya fuera suscitada en su día y que hizo a la citada empresa eléctrica abandonar provisionalmente el proyecto.

Intereses por medio

El alcalde de la citada villa, Isaac Aja, que es también presidente de la Asamblea Regional de Cantabria, cree ver tras esa posible decisión los intereses del Banco de Santander, que, en los próximos meses, y tras su decisión de adquirir un tercio de las acciones de Electra de Viesgo, se convertiría en propietario mayoritario de ésta.En opinión de Aja, que ha convocado un pleno extraordinario urgente de la corporación que preside para que éste se reafirme en la oposición a la instalación de la central nuclear, como ya hicieran en su día la mayoría de las fuerzas políticas de Cantabria, la operación financiera prevista por el Banco de Santander pretende la obtención de "pingües y rápidos beneficios", desenterrando el proyecto de la citada central, que, "aunque remediaría el déficit energético de la región, creando una riqueza industrial y recogiendo hermosos beneficios para sus inversores", iría, en su opinión, en perjuicio del resto de los ciudadanos, "de su calidad de vida y de la degradación de la naturaleza".

En la moción propuesta para su aprobación al pleno, y tras oponerse a la instalación de la central, cuyos terrenos están situados en la localidad de Santillán y son propiedad de Electra de Viesgo, se solicita del Banco de Santander una declaración pública en la que manifieste que vio tiene intención de poner en marcha de nuevo el proyecto que fuera desestimado en 1976.

Un portavoz de Electra de Viesgo ha manifestado que no se harían comentarios por el momento y que toda su información provenía de las noticias aparecidas en la Prensa. Según ha podido saber EL PAIS, el departamento nuclear de la citada empresa eléctrica fue disuelto hace dos años, y sus miembros, destinados a otras tareas. Por su parte, fuentes oficiales del Banco de Santander manifestaron su sorpresa ante las noticias aparecidas, señalando que aún no se ha producido la anunciada adquisición de acciones de la empresa eléctrica, por lo que la capacidad de decisión en el tema de la central nuclear es inexistente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de enero de 1983