Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Encierro de afectados por el síndrome tóxico.

Cuatrocientos afectados por el síndrome tóxico en Coslada (Madrid) inciaron ayer un encierro que, en principio, piensan mantener hasta el próximo día 21, a la espera de que el presidente del Gobierno, Felipe González, haga alguna declaración en su intervención televisiva que los afectados juzguen satisfactoria. "Es vergonzoso que al cabo de dos años aún se desconozca el origen de nuestra enfermedad", manifestaron ayer algunos de los encerrados en la parroquia de Coslada, que insisten en conocer los criterios de la nueva Administración sobre la situación que atraviesan. Su petición más insistente es que no sigan dándose altas laborales a algunos de los afectados, porqué entienden que no están en condiciones de trabajar.Páginas 21 y 22

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de enero de 1983