Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Esnaola acoge favorablemente la propuesta de Garaikoetxea de negociar un plan para la 'pacificación' de Euskadi

"Si hay una voluntad real de negociación, como parece; si se va a hablar sobre la alternativa KAS como parece que se quiere decir, y si estas conversaciones sirven para allanar el camino para una futura negociación entre el Gobierno y ETA Militar, creo que no habría ningún problema por parte de la organización armada para conceder una tregua", ha declarado Iñaki Esnaola, destacado dirigente de la coalición abertzale Herri Batasuna, a propósito de la propuesta de diálogo formulada por el lendakari Carlos Garaikoetxea al presidente del Gobierno español, Felipe González.Ricardo García Damborenea, diputado del PSE-PSOE, por su parte, opina que HB tenía que manifestar oficialmente si va a aceptar esta propuesta de diálogo. "Y la mejor manera de demostrarlo es", según Damborenea, "que cese la violencia terrorista porque de lo contrario demostraría que no era con HB con quien había que hablar".

El dirigente de Herri Batasuna Iñaki Esnaola, que ha acogido positivamente la propuesta, se muestra particularmente favorable al segundo punto de diálogo, que manifiesta la conveniencia de que ciertos planteamientos políticos no sean rechazados intrínsecamente y que entren en el juego democrático. Para Esnaola, ello supone "el reconocimiento del planteamiento democrático de las posturas independentistas, sean equivocadas o no".

Para Ricardo García Damborenea, la propuesta de diálogo presentada por Carlos Garaikoetxea a Felipe Conzález tiene, sin duda, aspectos positivos, como es el diálogo para conseguir el cese de la violencia, "pero, al mismo tiempo, presenta aspectos oscuros, entre los que estaría el momento elegido para presentar la propuesta. En mi opinión, creo que esto es una fuga hacia adelante de Garaikoetxea, que coincide justamente con un momento en que no tiene nada que reclamar, porque ésta es la comunidad autónoma que más competencias tiene, aunque la que menos las ejerce porque no las pone en marcha. Con ello, pues, Garaikoetxea distrae la atención ante un tema de preocupación universal como es el terrorismo".

"Tampoco está claro", agrega el diputado socialista, "el papel que juega Navarra. Mi postura personal en este punto es que no somos los interlocutores adecuados, ya que tienen que ser los propios navarros los que decidan por sí solos qué quieren hacer y, por tanto, creo que este punto se debe excluir". Para el líder socialista vasco tampoco está muy claro el papel del Partido Nacionalista Vasco en este tema, ya que "hasta el momento", esta formación política no ha dicho absolutamente nada y, como todos sabemos, Garaikoetxea no es precisamente, el portavoz del PNV".

Euskadiko Ezkerra considera, por otra parte, positiva la propuesta de Garaikoetxea. "Esta propuesta", señala EE en un comunicado, "fue el eje de nuestra intervención en la reunión mantenida por representantes de la dirección del partido y el presidente del Gobierno vasco hace menos de quince días".

Un portavoz gubernamental manifestó, anoche, por su parte, que el Gabinete todavía no ha estudiado la propueta efectuada por Garaikotxea en su entrevista con Felipe González.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de enero de 1983