Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PAÍS VASCO

Cinco poblaciones vizcaínas se desvinculan del Ayuntamiento de Bilbao

Desde el primero de enero, la provincia de Vizcaya cuenta con cinco nuevos municipios. Erandio, Sondica, Lujua, Zamudio y Derio son las poblaciones que, a través de un decreto del Gobierno vasco, han sido desanexionadas del Ayuntamiento de Bilbao. Hasta su constitución en ayuntamientos autónomos, en las próximas elecciones municipales, el gobierno de los nuevos municipios ha quedado a cargo de gestores municipales.El decreto del Gobierno vasco, por el que las cinco poblaciones vizcaínas recuperan su municipalidad, ha venido a ratificar el acuerdo de desanexión adoptado por unanimidad por todos los grupos políticos representados en las Juntas Generales de Vizcaya. A través de una moción presentada por Euskadiko Ezkerra, las Juntas Generales, reunidas en Guernica, determinaron el pasado 16 de diciembre que fuera competencia del Ejecutivo vasco la definitiva resolución del expediente de desanexión. Asimismo, por un acuerdo anterior del pleno de las citadas juntas, las comisiones encargadas de gestionar la desanexión de los nuevos municipios se reconvierten en gestoras municipales hasta la definitiva constitución de las corporaciones locales.

La determinación de la capacidad de gasto de los nuevos municipios, a través de las partidas presupuestarias canalizadas por la Diputación foral y la recaudación. de impuestos, así como la fijación de plazos para la asunción de sus competencias, son las primeras cuestiones que se proponen resolver las gestoras municipales.

Por su parte, tanto el diputado general de Vizcaya, José María Makua, como el alcalde de Bilbao, Jon Castañares, han ofrecido la ayuda de las instituciones a las que representan para que los cinco municipios, cuya anexión al Ayuntamiento de Bilbao se produjo entre los años 1924 y 1966, recuperen su total autonomía. "Esta desanexión es un ejemplo más que da Euskadi sobre su sentido de la libertad", dijo Jon Castañares en el acto simbólico de entrega de los bastones de mando a los presidentes de las gestoras de los nuevos municipios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de enero de 1983