Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GALICIA

Protestas en Vigo por el aplazamiento de la ampliación del puerto

La dimisión del presidente de la Junta del Puerto y Ría de Vigo, la demanda de explicaciones acordada por el pleno del Ayuntamiento y la protesta de diversas organizaciones de carácter económico han seguido a la decisión del director general de Puertos, Fernando Palao Taboada, de recortar el proyecto de construcción de un nuevo muelle para graneles y contenedores en el puerto de Vigo.La obra, que se considera vital para el desarrollo portuario de es la zona, cuyas buenas condiciones están aún lejos de un nivel de utilización razonable, había sido autorizada por el anterior Gobierno con un presupuesto de 2.500 millones de pesetas y comprende la construcción de un muelle de 800 metros en la zona de Ixar con el correspondiente relleno. La Junta del Puerto la había adjudicado provisionalmente logrando una baja de 1.000 millones de pesetas sobre el presupuesto inicial, pero al producirse el relevo en el Gobierno, el director general de Puertos ha ordenado la paralización del proyecto. Este frenazo ha originado reacciones encontrados dentro de la propia Junta del Puerto que dejó sin efecto la adjudicación, provocando la dimisión de su presidente, Enrique Gómez Landesa.

La corporación municipal aprobó una moción urgente del concej al del Partido Galeguista, Victorino Enrique, en la que se solicita del director general y del ministro de Obras Públicas la reconsideración de su postura y la aceptación del proyecto sin recortes. El alcalde, en una actitud de comprensión hacia el Gobierno de su propio partido, intentó en vano posponer cualquier decisión corporativa en espera de las explicaciones que el director general piensa dar personalmente en Vigo, según anunció el diputado también socialista Isidoro Gracia. Las versiones dadas por este mismo diputado indican que la intención del director general se limita a racionalizar la inversión y no abordar la totalidad de las obras mientras no se demuestre su necesidad.

Las instituciones representativas viguesas sostienen que las posibilidades del puerto nunca podrán ser desarrolladas mientras no se le (lote de los medios precisos, y en este sentido la Cámara de Comercio indica, en un escrito que ayer dirigió al director general de Puertos, que la obra es absolutamente necesaria para el desenvolvimiente) de este puerto, cuyas condicions están sin aprovechar, precisamente porque la administración pública "siempre nos marginó a la hora de programar y ejecutar las, inversiones en infraestructura portuaria". También insiste la Cámara de Comercio en el impacto social que la obra debe tener "en una zona deprimida y que ya ha soportado bastante tiempo la desigualdad".

Enfrentamiento entre la Xunta y el Ayuntamiento

Por otra parte, la decisión de la Xunta de no aprobar las tarifas propuestas por el Ayuntamiento vigués para el suministro de agua ha abierto un nuevo enfrentamiento entre ambas instituciones, cuyos primeros síntomas asoman ya en la reacción del alcalde de Vigo, el socialista Manuel Soto, al calificar la decisión del Gobierno gaflego de arbitraria e injusta.El Áyuntamiento pretendía elevar el metro cúbico de agua en diez pesetas, mientras que la Xunta sólo autoriza dos pesetas de aumento. Con esta decisión, no sólo se imposibilita la prevista puesta en marcha de nuevas obras para llevar el suministro a importantes zonas de la ciudad que todavía carecen de él, sino que ni siquiera se hará posible la autofinanciación del servicio de aguas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de enero de 1983