Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Informaciones contradictorias sobre una operación de descrédito a Walesa

La cadena de televisión norteamericana NBC informó el pasado jueves que los servicios secretos polacos entregaron recientemente a la jerarquía católica de este país fotografías y cintas magnetofónicas con el propósito de desacreditar a Lech Walesa, lo que ha sido desmentido por la Conferencia Episcopal en Varsovia.

El corresponsal de la NBC en la capital polaca informó que los documentos fueron remitidos a la Iglesia polaca después de la liberación del líder sindical. Walesa contestó a este periodista que no "se sorprendía de que algo así pudiera pasar, espero ataques de este tipo de mis enemigos, pero nadie les creerá".

El secretario del episcopado polaco, Bronislaw Dabrowski, indicó que "estaba estupefacto" por tal noticia y que la desmentía momentáneamente, hasta que pudiera confirmar si algún obispo en concreto había recibido tales documentos.

Por otra parte, el futuro de Solidaridad merece la atención de diplomáticos y periodistas occidentales, por cuanto la dirección clandestina del sindicato permanece en silencio hasta que Walesa no anuncie públicamente cuáles son sus intenciones.

El fracaso de la huelga general del pasado día 10 es, en opinión de la propia dirección clandestina, "un serio golpe" y las críticas a los dirigentes clandestinos pueden provocar serias disensiones en la organización.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de noviembre de 1982