Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Catastróficas inundaciones en el País Valenciano y Murcia

El río Segura comienza a desbordarse en Murcia

El río Segura, a su paso por la ciudad de Murcia, comenzó a desbordarse a última hora de la tarde de ayer, por primera vez, desde que fue canalizado hace veinticinco años, y a pesar de que no llovió en todo el día. La plaza de Camachos, en el barrio del Carmen, estaba parcialmente inundada, al igual que el polígono del Infante Don Juan Manuel. El caudal tenía una altura de seis metros y la velocidad del agua era mínima. Una pala excavadora arrancaba, en la pasarela del hospital provincial, grandes cantidades de cañas que entorpecían la salida del agua hacia la Vega Baja. Tanto en Murcia ciudad como en numerosas zonas de la huerta, se cortó el suministro de agua potable, al anegarse las tres depuradoras existentes.En el Ayuntamiento, se temía que el agua quedase estancada, convirtiendo el único tramo canalizado en un estanque. En la Comisaría de Aguas del Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo (MOPU), se intentaba a la vista de la situación, contener el caudal desembalsado en el pantano de Camarillas, que han desviado en parte hacia el canal de, la margen izquierda del trasvase Tajo-Segura, que lo enviará al embalse de La Pedrera.

La población de la ciudad de Murcia y de numerosos núcleos de la huerta cercanos al río Segura se encuentran sin suministro de agua potable, al estar paralizadas las tres depuradoras que garantizan la desinfección del suministro, como consecuencia de hallarse anegadas por la crecida del río. El corte está previsto que dure hasta el sábado. La dirección regional de Salud ha aconseja do a la población afectada alrededor de 200.000 personas que hierva el agua que salga de las cañerías o bien la clore directamente con unas gotas de lejía.

Peligro de inundación, en otras zonas

En otras zonas, el peligro de inundación no ha desaparecido, ya que él caudal de agua que inundaba las tierras de la Vega Alta del Segura obligó ayer a evacuar a los habitantes de Rincón de Beniscornia. Esta posibilidad se incrementa para las tierras de la Vega Baja, ya que, por ejemplo, el río tiene un volumen de más de doscientos metros cúbicos por segundo a su paso por Murcia. Este dato, unido -a la velocidad muy baja de la corriente -aproximadamente de medio metro por segundo-, hace temer un desbordamiento serio, según comentaba a este periódico el director provincial del Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo (MOPU), Grerardo Cruz.

El peligro se centraba a primeras horas de la tarde de ayer en de Orihuela (Alicante). En esta ciudad el cauce del río tiene menos de cuarenta metros de ancho. A este dato se suma la información de que una segunda ola baja por el Segura, al haberse procedido a la apertura de compuertas del pantano de Camarillas, que embalsa cincuenta millones de metros cúbicos, si bien posteriormente fue desviada.

La situación de las comunicaciones dentro de la región cambia continuamente a medida que bajan las aguas del río y se cortan provisionalmente algunas carreteras. El suministro eléctrico, después de un apagón de varias horas que afectó a toda Murcia hasta primeras horas de ayer, está garantizado provisionalmente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de octubre de 1982

Más información

  • Cortado el suministro de agua potable al estar anegadas las tres depuradoras