El 27 de octubre, la fecha elegida para una intentona militar

La ideología involucionista de los tres militares detenidos era conocida en el Ejército

En determinados sectores militares no han causado sorpresa los nombres de los tres jefes de Artillería detenidos por su presunta participación en los preparativos de esta nueva intentona golpista, ya que afirman que se trata de personas muy conocidas dentro del Ejército por sus posiciones involucionistas y marcado desprecio a las instituciones democráticas, que han venido haciendo públicas en los últimos tiempos sin que por ello hubieran sido advertidos por el mando. Según dichas fuentes, los nombres de los hermanos Jesús y José Crespo Cuspinera, han salido en varias ocasiones a relucir con motivo de rumores golpistas.El coronel Luis Muñoz Gutiérrez, emparentado con el capitán de Navío Camilo Menéndez Vives (procesado por el 23-F y actualmente en la reserva activa), es muy conocido por razones familiares en la localidad de Azuqueca de Henares (Guadalajara), población en la que han sido detectadas en los últimos tiempos varias reuniones conspiratorias en las que habrían participado significados miembros de las Fuerzas Armadas conocidos por sus ideas ultraderechistas. Muñoz Gutiérrez, de 58 años, pertenece a la primera promoción de la Academia. de Artillería y ha sido saltado del escalafón en varias ocasiones de cara al ascenso al generalato.

Más información

Precisamente se dio la circunstancia de que este militar ostentaba accidentalmente el mando de la Academia de Artillería de Segovia días antes de la última festividad de Santa Bárbara, patrona del arma, fecha en la que estaba prevista una visita del ministro de Defensa. Las autoridades militares aceleraron el nombramiento del titular de la Academia, en este caso el recién ascendido general de brigada José Pontijas de Diego (coronel-jefe del Regimiento de Artillería número 11, de la División Acorazada, durante el 23-F y unos de los testigos de la causa), para evitar su protagonismo en los actos.

Familiares en Fuerza Nueva

Muñoz Gutiérrez, tiene familiares directos comprometidos en la dirección de Fuerza Nueva. Su mujer participaba abiertamente en las tareas de este partido durante su residencia en Segovia, hasta significarse como una estrecha colaboradora de la delegada provincial y corresponsal del diario El Alcázar, María del Carmen Díaz Garrido. Un hijo suyo, muerto hace meses en accidente, militaba en Fuerza Joven. Blas Piñar le visitó en la Academia, con motivo de su último mitin en Segovia, en el mes de abril.

Fuentes de absoluta solvencia afirmaron a este periódico que Luis Muñoz venía enviando con periodicidad casi semanal paquetes a las distintas prisiones militares en que se encontraba Tejero. Igualmente mantenía correspondencia con el teniente coronel que dirigió el asalto al Congreso el 23-F. En la actualidad se encontraba destinado en la Escuela de Mandos Superiores, dependiente de la Escuela Superior del Ejército, organismo al que acuden en calidad de alumnos todos aquellos jefes de armas y cuerpos que aspiran al generalato.

Este centro docente del Ejército, a cuyo frente se encuentra el teniente general José Carlos Morillo, ha salido a relucir en diversas ocasiones cuando se, han intentado reconstruir los sucesos del 23 de febrero de 1981. Se da la circunstancia de que, al parecer, algunos de sus alumnos se trasladaron aquella noche a sus unidades de procedencia para ejercer el mando.

Uno de estos alumnos habría sido el entonces teniente coronel y hoy coronel Jesús Crespo Cuspinera, de 55 años, que en aquella fecha se encontraba destinado en el Grupo de Artillería Antiaérea 71, ubicado en Campamento (Madrid). Jesús Crespo ha ascendido a coronel en el presente año y ostentaba hasta el momento la jefatura del Grupo Antiaéreo de la sección de enseñanza de la Academia de Artillería, de Fuencarral (Madrid), precisamente la unidad en la que se encontraba recluido hasta ayer el teniente general Jaime Milans del Bosch.

Según las fuentes consultadas, la noche del 23-F, casi coincidiendo con la presentación de Crespo Cuspinera a su unidad y la llegada de las primeras noticias confusas sobre lo que estaba ocurriendo en el Congreso de los Diputados, apareció en una de las cantinas del recinto un retrato del general Alfonso Armada, antiguo mando de este acuartelamiento, que fue retirada momentos después.

En cuanto al tercer detenido, el teniente coronel José Crespo, de 54 años, hermano del anterior, las fuentes citadas señalaron también sus simpatías ultraderechistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 03 de octubre de 1982.

Lo más visto en...

Top 50