Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

129 muertos, balance oficial del intento de golpe de Estado en Kenia que protagonizaron unidades de la fuerza aérea

El presidente de Kenia, Daniel Arap Moi, cifró ayer en 129 muertos el número de víctimas provocado por el abortado golpe de Estado, que fue protagonizado el pasado domingo por jóvenes oficiales de la Fuerza Aérea sin embargo, en medios diplomáticos se considera que el número de víctimas fue mucho más, elevado, informa la agencia France Press desde Nairobi.En la primera explicación pública sobre el alcance de la conspiración Arap Moi agregó que el Parlamento se reunirá el próximo, martes para debatir la situación política. El poder civil, eclipsado desde el domingo, ha vuelto a tomar las riendas del poder tras la creación de un comité civil y militar que se creó en el momento del golpe para hacer frente a la rebelión y al pillaje.

El presidente keniata dijo que el intento de golpe fue protagonizado por jóvenes oficiales de la Fuerza Aérea destinados en la base de Embasaki, próxima al aeropuerto internacional Kenyatta. El jefe de Estado, informó también que unidades de la aviación estacionadas en Nanyuki, cerca del monte Kenya, se habían unido a la sublevación y habían enviado aviones sobre la capital a fin de ainedrentar a la población.

Arap Moi calificó la sublevación como "bandismo protagonizado por una juventud descarriada" y aseguró que los rebeldes comparecerán ante un tribunal militar, mientras que los civiles detenidos por pillaje serán llevados ante los tribunales civiles.

Según el diario La Nation, el jefe de la Fuerza Aérea, general P. Kariuki, no estaba implicado en el intento de golpe, pese a haber sido denunciado por algunos periódicos. Este diario afirma que la mayoría de las víctimas civiles son estudiantes de Nairobi que se unieron a los rebeldes o participaron en los saqueos de establecimientos comerciales.

Más de trescientas personas han comparecido ya ante los tribunales civiles acusados de pillaje, y varias toneladas de productos robados han sido recuperados por la policía en los arrabales, tras un registro casa por casa realizado por la policía. Varios cientos de personas se encuentran huidas. En medios diplomáticos se afirmar que el brigadier Njuguna, comandante adjunto de las Fuerzas Aérea keniatas habría perecido en los en frentamientos con las fuerzas leales al presidente Arap Moi.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de agosto de 1982