Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA LIDIA

El Victorino indultado, destinado a semental

El toro Belador, que fue indultado en la pasada corrida de la Prensa, se encuentra en la ganadería de Victorino Martín, en Galapagar, recupera fuerzas, y su criador le cuida para que pueda convertirse en semental.Una vez entró en los chiqueros de Las Ventas, después de cerca de dos horas de intentonas para que abandonara el ruedo, fue introducido en el llamado cajón de curas, y un veterinario de la Unión de Criadores de Toros de Lidia procedió a quitarle los arpones de las banderillas y de la divisa, y a curarle las heridas.

El Victorino tenía, aparte los desgarros ocasionados por dichos arpones, tres grandes boquetes, como consecuencia de otros tantos puyazos. Los más graves eran uno en un costado y, sobre todo, otro justo en la cruz donde, además de la puya, había penetrado la banderilla con que Ortega Cano simuló la suerte de matar. Con tanta decisión y fuerza la clavó el diestro, que. de poco lo mata de verdad.

Hacia las 5'30 horas del martes, Belador era desembarcado en la finca galapagareña, donde se comporto con normalidad. Las heridas le supuraban, pero hacia medio día "rompió a comer y beber", dice el ganadero, lo cual, según éste, es muy buena señal.

La prueba de bravura del toro quedó hecha en la plaza, con manifiesto éxito, y por tanto se le destinará a semental, aunque aún falta saber si liga, para lo cual se le echarán vacas. "Si las cubre", añade Victorino Martín, "ya quedará definitivamente de semental, pues su casta y bravura excepcionales están demostradas".

El toro indultado permanecerá en Galapagar hasta el otoño, y entonces lo trasladarán a otra finca que el ganadero tiene en Cáceres, donde procurarán fortalecerle hasta enero, que es la época de cubrición.

Belador es el primer hijo macho que se lidia de la vaca Beladora, y pertenece a la reata de otro Belador que estoqueó en Las Ventas, hace años, José Falcón. Su padre es Morenito. Hijos de este semental eran algunos de los Victorino que se lidiaron en la memorable: corrida de la feria de San Isidro, el, pasado 1 de junio.

Victorino Martín compró la ganadería a los hermanos Escudero Calvo el año 1965. La había fundado el marqués de Albaserrada en 1912, con hembras y sementales propiedad de su hermano, el conde de Santa Coloma.

En 1921, la marquesa viuda de Albaserrada la vendió a José Bueno. Fallecido este, en 1928, se dividió la vacada, siendo una parte para su viuda, Juliana Calvo, y otra para Bernardo Escudero. En 1941 la heredaron sus sobrinos, que la anunciaban Escudero Calvo hermanos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de julio de 1982