Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Agricultores franceses atacan doce camiones con productos españoles

Doce camiones de diferente nacionalidad que transportaban productos agrícolas españoles fueron atacados a última hora del lunes por un grupo de campesinos franceses en una autopista cercana a Montpellier, informa Efe. Los agresores abordaron a un camión español, nueve franceses, uno alemán y otro británico y tiraron por la carretera la mercancía que transportaban; en su mayor parte, productos del campo español. Por otro lado, la circulación de camiones por la aduana de La Junquera durante la mañana de ayer fue normal, según fuentes del citado puesto fronterizo.Esta es la última manifestación de violencia de los agricultores franceses contra la exportación de productos españoles hacia los mercados de la CEE. Los ataques a los camiones españoles se vienen repitiendo durante los últimos cinco años en esta época y, según todas las previsiones, se prolongarán durante los meses de verano.

Este año, la tensión agrícola en el sur de Francia comenzó en víspera del 14 de julio, con diversas manifestaciones en protesta por la congelación de los precios y por los resultados de la conferencia anual agrícola. El pasado 16 de julio, un grupo de viticultores interrumpió el tráfico de trenes en la estación de Narbona y posteriormente el presidente de la patronal agrícola anunció que se presentaba un "verano caliente", y adelantó la posibilidad de que se produjeran atentados por parte de grupos incontrolados que utilizan la violencia para llamar la atención del Gobierno francés hacia sus problemas. A raíz de estos hechos, el primer ministro francés realizó unas declaraciones en las que aseguraba que las perspectivas de los agricultores pueden mejorar a lo largo de 1982 y que los precios de venta están aumentando, por primera vez, más rápidamente que los costes de producción.

Los agricultores franceses solicitan un aumento de los precios agrícolas similar al porcentaje de la devaluación del pasado 10 de junio, lo que equivaldría a la supresión de las tasas monetarias impuestas a la exportación en el seno del Mercado Común. Sin embargo, estas manifestaciones de violencia pretenden ser justificadas por la competitividad que mantienen los productos españoles en un mercado que, como el francés, padece un volumen importante de excedentes agrícolas, sobre todo en frutas y hortalizas.

Poco antes de que se produjeran estas agresiones, la ministra francesa de Agricultura declaró en Bruselas que, si bien comprendía las manifestaciones de los agricultores, "la violencia no es medio para solucionar la situación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de julio de 1982

Más información

  • La circulación en La Junquera fue ayer normal