Acto simbólico en Santiago de adhesión de España a la unidad europea

En nombre de las naciones europeas "que inspiran su vida pública en el principio sagrado de la libertad", el presidente de la asamblea parlamentaria del Consejo de Europa, José María de Areilza, encabezó oficialmente en Santiago el acto de entrega de una bandera concedida por el Consejo a la ciudad de Compostela.Areilza y el parlamentario alemán Gunther Müller, comisionado por el Consejo para entregar al alcalde santiagués la bandera de Europa, construyeron sus discursos sobre la común idea de la unidad política continental basa da en la libertad y el respeto a los derechos del individuo. Particularmente, Müller aludió a la creación de la Comisión Europea de los Derechos Humanos, que permite a cualquier ciudadano de un país miembro del Consejo "apelar a Estrasburgo cuando considere que sus derechos han sido violados, aun en el caso de que las vías jurídicas nacionales se agoten".

Varios miles de personas congregadas en la plaza compostelana del Obradoiro aplaudieron intensamente en el momento de ser izada la bandera de Europa por el comisionado del Consejo y el alcalde de la ciudad, Marcial Castro, mientras la banda local interpretaba alegremente la Oda a la alegría.

Santiago es la segunda ciudad española a la que se concede una de las banderas de honor reservadas por el Consejo de Europa para distinguir anualmente a los municipios que desarrollan acciones especiales y destacables en favor del pensamiento europeo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS