Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una larga serie de atentados

El atentado de ayer en Beirut contra la Embajada de Francia es el punto culminante de una serie de acciones terroristas dirigidas contra los intereses galos en Líbano.En septiembre del año pasado fue asesinado en Beirut el embajador de Francia Louis Delamare. El homicidio, perpetrado por cuatro hombres, no ha sido reivindicado, pero la Prensa francesa achacó generalmente la responsabilidad del atentado a los servicios secretos sirios.

Desde esa fecha las acciones violentas antifrancesas continúan al ritmo aproximado de una por semana.

El 9 de mayo un proyectil fue disparado contra un edificio en el que residen dos diplomáticos galos, pero afortunadamente dio en la barandilla de un balcón, desde donde rebotó lejos de su objetivo, sin llegar a producir ninguna víctima.

Guy Cavallo y su esposa, embarazada, tuvieron menos suerte el 15 de abril pasado al ser asesinados por desconocidos.

Diez días después una potente carga explosiva estalló en la puerta de la oficina en Beirut de la agencia France Presse sin que ninguno de los que allí trabajaban resultase herido.

Al margen de estos atentados graves se producen en Líbano otras acciones terroristas, menos espectaculares, contra bancos y agencias francesas y que nadie suele reivindicar.

La Prensa gala sospecha que estos atentados están promocionados por el régimen sirio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de mayo de 1982