Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Batalla aeronaval en las Malvinas

Ejemplo práctico en la Escuela de Guerra Naval de Madrid

La Escuela de Guerra Naval española, situada en un complejo de edificios del Estado Mayor de la Armada, en la calle Arturo Soria, 289, observa en estos días con profunda atención el seguimiento táctico de la batalla de las Malvinas, que está sirviendo como modelo de estudio práctico de un conflicto bélico de características tan particulares como el que se desarrolla en el Atlántico Sur.La Escuela cuenta con un gran tablero electrónico en el que se puede fijar la posición de los distintos elementos de combate de ambos contendientes, y las diversas hipótesis de actuación de cada uno. Sin embargo, el tema ha sido considerado como delicado por el director, vicealmirante Salvador Moreno de Alborán, quien declaró ayer que no podía atreverse a aventurar, incluso en el terreno de las hipótesis, el ganador en el conflicto.

Salvador Moreno negó también que la batalla de las Malvinas se esté simulando en el tablero. Se da la circunstancia de que en la actual promoción de alumnos de la Escuela figuran varios alumnos extranjeros, entre ellos dos argentinos, un chileno, un peruano y dos norteamericanos "y, aunque sea sólo como un ejercicio de estudio", afirmó el vicealmirante Moreno, preferimos no dar ocasión a herir susceptibilidades".

Además, añadió, "este conflicto tiene unas características muy especiales, empezando porque ninguno de los dos países ha declarado formalmente la guerra al otro y es evidente la voluntad política de ambos en dosificar las acciones de forma que se evite, en lo posible, un enfrentamiento total de consecuencias imprevisibles."

En el ejercicio de estudio que realizan los alumnos en el plano teórico, "hay que tener en cuenta muchos factores, como son la composición de la flota aérea argentina, superior a la inglesa, las posibilidades de abastecimiento de cada bando, las condiciones meteorólogicas, las hidrográficas, las modalidades de defensa de un archipiélago que no es similar al de las Canarias, por ejemplo, por su proximidad a la costa argentina".

Existen también factores a considerar de índole emocional, "parece que nadie quiere presentarse como el responsable de la primera acción ofensiva", agrega el vicealmirante Moreno. "Todo ello hace que sea muy aventurado dar una opinión".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de mayo de 1982