Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los profesores no numerarios ponen fin a la huelga

La Coordinadora Estatal de Profesores No Numerarios de Universidad desconvocó ayer la huelga que han venido manteniendo desde hace más de un mes unos 20.000 profesores de facultades y escuelas universitarias de toda España. El acuerdo fue adoptado en una asamblea estatal celebrada en la facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, en la que intervinieron representantes de los sindicatos y de los partidos que integran la comisión parlamentaria que dictaminó la ley de Autonomía Universitaria.

Según el comunicado final de la asamblea, los profesores volverán a ponerse en huelga cuando el Pleno del Congreso comience a debatir la LAU, y este paro se mantendrá durante cuatro días, al cabo de los cuales la coordinadora estatal valorará los resultados del debate parlamentario.La asamblea comenzó con una exposición de la postura de los diversos partidos parlamentarios sobre la actual situación del proyecto de ley de Autonomía Universitaria. El diputado de Coalición Democrática, Manuel Díaz Pinés, dijo que le parecía muy difícil que la LAU quedase aprobada en el actual período de sesiones y que la actual situación, cuando el acuerdo entre UCD y el PSOE parece haber llegado a su fin, "lo único que viene a confirmar es que cuando se produce un pacto contra natura, natura acaba rebelándose".

En representación del PCE, Santiago Carrillo Menéndez dijo que el momento crítico que atraviesa el proyecto de ley se debe a las presiones de la gran derecha y particularmente del partido de Díaz Pinés, y que si bien la posición del PCE ha sido de oposición, su retirada no garantizaba una mejor LAU en los meses venideros, aparte de que ello contribuiría a prolongar la situación de inestabilidad en que vive la mayor parte de su profesorado.

Prometió que los comunistas se esforzarían por "mejorar una ley, cuya concepción no es ni la del PCE ni la del movimiento universitario", y que este esfuerzo estaría encaminado, fundamentalmente, a asegurar la vía del contrato para el acceso a la docencia universitaria y una composición más democrática de los órganos colegiados. "Si ambos objetivos no se consiguen", concluyó, "el PCE presentará una enmienda in voce en el Pleno del Congreso encaminada a garantizar la estabiliad de los profesores no numerarios.

La LAU, terreno de pelea

El socialista Javier Solana dijo que esta era una de las situaciones más difíciles que ha pasado la LAU durante su larga historia, e ironizó sobre el espacio que los medios de comunicación le han dedicado a la misma a lo largo de los últimos años, porque "toda esta atención, lamentablemente, no supone una verdadera preocupación por la universidad". Según el diputado socialista, "la LAU ha sido un territorio de pelea que nada o poco tiene que ver con la universidad". Se mostró absolutamente convencido de que "no va a haber ley, porque no la quieren los sectores influyentes de la intelectualidd de UCD", y, a propósito de los pactos contra natura mencionados anteriormente por Díaz Pinés, recordó que el documento contra la LAU, había sido suscrito "por los sectores más reacccionarios de la AIPU (Asociación Independiente de Profesores Universitarios) en inexplicable entendimiento con personas que hasta ahora parecían haber mantenido posturas progresistas en la universidad.

Movido por su escepticismo ante la situación del actual proyecto de ley, Javier Solana apuntó "la conveniencia de empezar a pensar en otra ley", lo que provocó murmullos de protesta entre los numerosos profesores asistentes a la asamblea.

"Si no hay posibilidad de cambiar las condiciones actuales", dijo más adelante, entre algunos silbidos del político, "será necesario pensar en otra ley, porque UCD nos va a pedir cambiar algunos aspecto.,; de la ley, pero se da la circunstancia de que son aspectos que para los socialistas son absolutamente fundamentales y que por tanto no podremos aceptar.

Intervino finalmente, Juan Antonio Gómez Angulo, portavoz de UCD en la Comisíón de Educación del Congreso, quien aseguró que a pesar de cuanto se ha dicho en los úitimos días, existe la voluntad de seguir adelante con la ley y que, pese a las afirmaciones de Javier Solana, las cosas que separan a algunos sectores de UCE, en relación al actual texto de la LAU no son tan importantes como para impedir que la ley se apruebe finalmente.

El diputado centrista ironizó sobre el desconocimiento que Javier Solana parecía tener sobre el desarrollo de las negociaciones entre UCD y el PSOE a propósito de la LAU, lo que, en su opinión, justificaría, su excesivo pesimismo.

Apoyo sindical a los PNN

Tras la intervención de los partidos políticos, representantes de las federaciones sindicales de enseñanza de CCOO y UGT y de la unión confederal UCSTE expresaron su solidaridad con las reivindicaciones de los profesores no numerarios ante la LAU. El representante de UCSTE dijo que su reciente congreso federal se había pronunciado expresamente en apoyo de la plataforma reivindicativa de estos profesores.

Por su parte, y tras afirmar que ésta no es la LAU de FETEUGT", el representante de este sindicato manifestó su esperanza de que pueda aprovecharse el paréntesis que acaba de abrirse nuevamente en la tramitación parlamentaria de la ley y que FETE consiga hacer que se oigan las reivindicaciones de los PNN que le parecen más positivas.

CCOO expresó también el apoyo de su sindicato a las reivindicaciones del profesorado no numerario y al movimiento universitario que la la LAU ha tenido la virtud de poner en marcha y que habría que situar en el contexto de la lucha de todos los trabajadores contra el paro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de marzo de 1982

Más información

  • EDUCACION