Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un fiel de Breznev, nombrado 'número dos' del KGB

Un hombre próximo a Leónidas Breznev, el general del Ejército de Tierra Georgui Tsinev, de 74 años, ha sustituido en la vicepresidencia primera del Comité Estatal de Seguridad (KGB o policía política) a Semion Tsvigun, cuñado de Breznev, fallecido el pasado mes de enero en extrañas circunstancias.

El nuevo número dos del KGB está vinculado a este organismo desde hace casi treinta años y era hasta el momento uno de sus vicepresidentes. En el pasado 26º Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS), el general Tsinev pasó a formar parte del Comité Central. Hace tres años, Leónidas Breznev le impuso personalmente la estrella de mariscal.La muerte de Semion Tsvigun ha dado lugar a buen número de rumores durante las dos últimas semanas. Se llegó a afirmar que se había suicidado después de haber caído en desgracia y discutido fuertemente con varios miembros del Politburó, entre ellos la eminencia gris del sector ideológico, Mijail Suslov, fallecido pocas fechas después.

Lo que sí está comprobado es que -en contra de lo que suele ser habitual- Breznev no firmó su necrológica y que no se encuentra enterrado en el cementerio moscovita de Novodievichi, que es donde reciben sepultura personalidades soviéticas de grado militar, como correspondería a Tsvigun.

El nombramiento del general Tsinev como brazo derecho de Yuri Andropov, presidente del KGB, puede significar un fortalecimiento de este organismo básico de la seguridad soviética.

Entre los rumores que se venían divulgando en Moscú durante la última semana había uno que afirmaba la existencia de cierta rivalidad política entre algunos miembros del KGB y los más estrechos colaboradores de Breznev.

La noticia del nombramiento del general Tsinev como primer vicepresidente del KGB fue conocida ayer en Moscú de modo indirecto. En una nota publicada en el órgano oficial del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS), Pravda, se daba a conocer que entre las personalidades que acudieron al aeropuerto a despedir al ministro de Defensa, Dimitri Ustinov, que viajaba a la India, se encontraba "el primer vicepresidente del KGB, general Georgui Tsinev".

Por otra parte, los sindicatos soviéticos intentarán agilizar su actividad a raíz de su 17º Congreso, que comienza hoy en Moscú, en una reunión marcada por las últimas directrices emanadas del Kremlin y los acontecimientos polacos, informó desde la capital soviética la agencia France Presse.

A pesar de que las conclusiones de este congreso sindical se harán efectivas a lo largo de meses, no se oculta que las bases de determinadas propuestas están marcadas por el desarrollo de los acontecimientos en Polonia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de marzo de 1982

Más información

  • El mariscal Georgui Tsinev sustituye a Tsvigun, muerto en extrañas circunstancias