Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Falleció el popular actor Paco Martínez Soria

Durante 43 años representó cincuenta 'títulos' de teatro cómico

Los restos mortales del actor Paco Martínez Soria, fallecido ayer en Madrid, a los 79 años de edad, víctima de una angina de pecho, serán trasladados hoy a Barcelona, donde recibirán sepultura en la localidad de Cabrera de Mar, a 26 kilómetros de la Ciudad Condal, donde viven sus hijos y nietos. El actor, un caso excepcional en el teatro español, representó durante 43 años un amplio repertorio de unas cincuenta obras de teatro cómico, siendo Arniches, Muñoz Seca, Abati y Paso sus autores favoritos.

MÁS INFORMACIÓN

El actor de teatro y cine Paco Martínez Soria falleció sobre las nueve de la mañana de ayer, a los 79 años de edad, a consecuencia de una angina de pecho. El cadáver fue encontrado por los servicios de conserjería del edificio Centro Colón, quienes entraron en el apartamento tras ser alertados por los compañeros del actor, al observar una tardanza en su incorporación a los ensayos. La compañía del popular actor llevaba unos días ensayando, en el teatro La Latina, de Madrid, el nuevo montaje de la obra ¡Guárdame el secreto, Lucas!, de Dionisio Ramos, estrenada en 1977, para presentarla, a partir del 12 de marzo, en las fiestas de Castellón.La habitual gira de Paco Martínez Soria de cada temporada por las ciudades españolas iba a continuar por teatros de Murcia, Alicante y Barcelona, en el Talía, de su propiedad.

Intérprete de teatro cómico

Paco Martínez Soria, con 43 años de dedicación a la escena, es un caso excepcional en el teatro español, según comentó ayer Dionisio Ramos, unido al actor desde hace veintitrés años como gerente de la compañía y autor que escribió, con su colaboración, varias obras que fueron centenarias en la cartelera, como ¡Guárdame el secreto, Lucas!, basada en un tema de Abati y Reparaz, que pensaba reponer el próximo mes; Te casas a los sesenta y qué, La tía de Carlos y Que se deja usted el paraguas. Otros éxitos, en la pantalla y en los escenarios, fueron La ciudad no es para mí, que alcanzó tres mil representaciones; El abuelo Curro, Anacleto se divorcia, ¿Qué hacemos con los hijos?, Mi cocinera, Bonaparte quiere vivir tranquilo, El viaje del señor Perrichón, Hay que educar a papá, El abuelo tiene un plan y La educación de los padres, entre otros títulos.

La figura de Martínez Soria, según Dionisio Ramos, es el último representante de una escuela de teatro cómico, donde figuraron actores como Bonafé, Valeriano León, Rafael López Somoza y Pepe Alfayate, "un teatro que conecta directamente con el pueblo y plantea problemas sencillos, un tipo de teatro, como saben los profesionales, que es el más difícil de interpretar". Actor y director de sus obras, "tenía una personalidad tan fuerte que no era posible que la dirección escénica de sus obras estuviera en otras manos". Añade que hay actores que podrán, seguir su trabajo, "ya que el teatro no puede morir y el teatro cómico menos, pero no sé si van a tener su gran dedicación y profesionalidad".

Un detalle de su dedicación al teatro, recordó ayer Dionisio Ramos, fue adelantar varios días los ensayos en Madrid del que iba a ser su próximo montaje "porque se aburría". Gran parte de sus éxitos teatrales tuvieron una versión cinematográfica. En los próximos días se va a estrenar una película basada en La tía de Carlos, dirigida por Luis María Delgado y protagonizada por Paco Martínez Soria.

Paco Martínez Soria nació en Tarazona (Zaragoza) el 18 de diciembre de 1902. Su afición al teatro surgió en el colegio, donde intervino en cuadros escolares y de aficionados. Después de la guerra civil, debutó en las compañías de Visita López y Rafael López Somoza, donde estrenó El infierno, de Antonio Paso. En 1940, formó su propia compañía, con un repertorio de piezas de entretenimiento y comedias cómicas, sencillas y directas, que fue la base de su popularidad desde el primer título, Tu mujer no es cosa mía, de Iquino y Prades, hasta completar un repertorio de unas cincuenta obras.

Durante su carrera artística recibió la medalla del Círculo de Bellas Artes, distinciones de las ciudades de Valladolid y Zaragoza y premios nacionales de cine y teatro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de febrero de 1982