Craxi ofrece al PCI la integración en la Internacional Socialista

El Partido Comunista italiano podría entrar a formar parte de la Internacional Socialista. Los socialistas italianos no pondrían a esta eventualidad ninguna oposición. Lo ha afirmado el secretario general del Partido Socialista, Bettino Craxi, y añadió que, como primer paso, se le podría permitir al partido de Berlinguer, después de la ruptura con la Unión Soviética, participar como observador.Craxi ha recordado que el Partido Comunista italiano tiene ya "muy buenas relaciones con algunos partidos socialistas y socialdemócratas miembros de la Internacional Socialista". Más aún, los sindicalistas comunistas de la Confederación General Italiana del Trabajo (CGIL), ha añadido Craxi, "se sientan ya juntos con los sindicalistas socialistas y de otras tendencias democráticas en los bancos de las confederaciones sindicales europeas".

Y ha recordado que, recientemente, en el Parlamento europeo, los parlamentarios comunistas han votado por la candidatura socialista, y que sus votos fueron decisivos.

La Internacional Socialista, ha subrayado Craxi, "no es un centro de guía ideológica, y sí más bien un lugar de encuentro y de asociación de fuerzas progresistas de inspiración democrática- socialista". Y concluía: "El problema es si el partido de Berlinguer está dispuesto a caminar en esta dirección, ya que se trataría de "un paso de mucha responsabilidad".

El secretario socialista ha protestado enérgicamente contra quienes prevén que la revisión en el acto del Partido Comunista italiano después del anatema que les ha llegado de Moscú, deba conducir a un debilitamiento del electorado socialista.

"Esto sería", ha dicho Craxi, "no entender que la izquierda italiana podrá llegar a una alternativa seria sólo si se robustece el Partido Socialista".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0030, 30 de enero de 1982.

Lo más visto en...

Top 50