Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La negociación de los precios agrarios debe estar acabada antes de febrero

"La negociación de los precios agrarios para la próxima campaña debe estar acabada antes de que finalice el próximo mes de febrero", según ha señalado a EL PAIS José Luis Alvarez, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación. Sin embargo, el ministro, que parte del hecho de la disminución de la renta agraria durante los últimos años, se muestra partidario de que ésta se incremente, no sólo mediante la vía precios, sino mediante el control de los gastos de fuera del sector y una política de estructuras en la que figura la mejora de la financiación agraria. En sus declaraciones, José Luis Alvarez señaló que las elecciones a Cámaras Agrarias se celebrarán este año y que es necesario potenciar estas corporaciones.

"Mi principal objetivo como ministro de Agricultura es contribuir a una mejora de la situación del sector agrario, a través del aumento de la calidad de vida en el medio rural, que se consigue incrementando las rentas agrarias, que durante los últimos veinte años han descendido en relación con la de los otros sectores. Esto se consigue no sólo con una política de precios justa y remuneradora, sino controlando también los costes de producción y promoviendo una política de financiación a corto y medio plazo que consiga la capitalización del sector". Discutir para aumentar las rentas agrarias sólo el tema de los precios de productos sometidos a regulación de campaña, es una versión parcial e insuficiente porque los agricultores en lo que tienen interés, es en aumentar sus rentas".En opinión del ministro de Agricultura, la política de precios debe conseguir precios agrarios justos y remuneradores, y coordinar estos niveles de precios con las demandas alimenticias de la sociedad española. "Desde este ministerio vamos a defender que los costes de producción suban lo menos posible y que exista un cierto paralelismo con las subidas de los precios de la comunidad".

Los puntos fundamentales de la política de estructuras para José Luis Alvarez son el aumento de la productividad y de la competitividad del sector agrario, el robustecimiento de la oferta, la mejora de los procesos de transformación y comercialización, y que el valor añadido de los productos agrícolas quede en una mayor proporción en el sector agrario. Con todo, lo más importante en este apartado es lograr una política de financiación que ajuste el coste del dinero a las actuales posibilidades del agricultor y del ganadero.

"La intención del ministerio es que los precios sean remuneradores, que faciliten el consumo de nuestros productos y que, en la medida de lo que sea razonable, hagan que nuestras necesidades de importación disminuyan, porque con una balanza general con déficit, como la que actualmente tiene España, debe ser un objetivo de carácter general el conseguir un mayor equilibrio y una mayor utilización de nuestra capacidad productiva", según señaló más adelante José Luis Alvarez, para quien tampoco hay que olvidar a la hora de fijar los precios de los cultivos sociales, las posibilidades que éstos ofrecen de crear puestos de trabajo.

El ministro, que señaló que su departamento no ha elaborado todavía una cifra global de aumento, sí anunció que durante el mes de febrero va a tener lugar la negociación de precios y que no se debe dilatar, "porque hay que tener esa incógnita despejada cuanto antes, para que los agricultores y ganaderos puedan hacer con más seguridad su trabajo y sus inversiones".

Respecto a la negociación de los precios en la comunidad, señaló que era importante ver cómo se van desarrollando, porque influyen sobre nuestros productos en los mercados internacionales. Por último, se mostró partidario de separar las negociaciones de precios del tema de la sequía, aunque "creo que algo sí influirá".

Habrá elecciones a Cámaras Agrarias este año

De acuerdo con la normativa vigente sobre Cámaras Agrarias, en la segunda quincena del mes de mayo se deben celebrar elecciones a estos organismos. Sin embargo, en diversos medios del sector agrario se especulaba con la posibilidad de que éstas fueran retrasadas, ya que todavía no se ha definido a quién se considera profesional de la agricultura y de la ganadería y, por tanto, no se han podido elaborar. En relación con este tema, José Luis Alvarez indicó que si la normativa lo prevé así, se celebrarán elecciones durante este año, lo que pasa es que antes habrá que resolver los problemas señalados anteriormente.Sobre la posibilidad de que, al haber elecciones, las negociaciones de este año tengan un fuerte componente político y electoral, señaló que: "Yo no considero este dato, ya que lo que me preocupa fundamentalmente es el aumento de la renta agraria y la situación de la agricultura, ganadería y el medio rural en general. El hecho de que se entre en elecciones a Cámaras Agrarias es muy importante, pero no debe alterar la negociación".

Más adelante, el ministro se mostró partidario de robustecer la importancia de las Cámaras Agrarias y elaborar una norma que aclare sus funciones, para que no haya conflictos entre organismos del Ministerio de Agricultura, fundamentalmente el IRA (Instituto de Relaciones Agrarias) y la Confederación Nacional de Cámaras Agrarias. "Esta regulación se debe hacer mediante ley, siempre que sea indispensable ese rango, y si no, tal y como tenemos este año el Parlamento y el tiempo que tardan en salir las leyes, si estos problemas se pueden resolver mediante una norma de rango inferior, yo soy partidario de hacerlo así".

Respecto a las noticias sobre un posible desabastecimiento de carne de vacuno, señaló que eran injustificadas y que no habría ningún tipo de problemas. Más adelante añadió que se han tomado medidas para que no se produzca un desabastecimiento de cereales, y que se va a seguir una política que proteja las grasas nacionales y dificulte el fraude. Finalmente, anunció que se van a arbitrar las medidas necesarias para la puesta en marcha del Estatuto de la Producción Láctea.

Estudiar los reglamentos de la CEE

Tras mostrarse partidario de la incorporación de España a la Comunidad Económica Europea (CEE), señaló que hay que insistir en dedicar una atención preferente al estudio de los reglamentos de las Comunidades Europeas, al de su régimen jurídico y al adecuamiento de nuestra normativa a la de la CEE, todo ello sin olvidar nuestros intereses actuales.Refiriéndose a los últimos ataques a productos agrarios españoles en Francia, indicó que "existe una actitud, que yo no dudo en calificar de irracional, de unos sectores y grupos de agricultores franceses, localizados en una zona muy conflictiva, que aprovechan su condición de lugar de paso para producir daños injustificables. Francia ha reconocido la necesidad de indemnizar y dar protección a los trenes y camiones españoles". También añadió que en febrero comenzarán las reuniones de un grupo de expertos franceses y españoles para estudiar los problemas de las exportaciones y los problemas comunes de cara a la Comunidad, "sobre todo en vino, grasas, productos hortofrutícolas, cereales y derivados de la ganadería. Porque hasta ahora se ha hablado sólo de los productos que crean problemas a los franceses y ya va siendo hora de hablar de los que nos crearán problemas a nosotros".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de enero de 1982

Más información

  • José Luis Alvarez, ministro de Agricultura, se muestra partidario de potenciar el papel de las Cámaras Agrarias