Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE critica el rechazo del Gobierno a las auditorías

El PSOE, a través de su responsable de temas deportivos, el diputado Miguel Angel Martinez, y por medio de una nota oficial de Prensa, critica la decisión del Gobierno al rechazar la proposición de ley socialista sobre auditorías a todos los organismos deportivos. "La actitud del Gobierno", indica Miguel Angel Martínez, "al intentar bloquear una iniciativa socialista que aspira a hacer realidad el espíritu de la ley general de Cultura Física y Deporte sobre la transparencia de las cuentas en nuestro país nos parece intolerable"."Por desgracia", añade el diputado socialista, "esta actitud coincide plenamente con la pasividad demostrada respecto a las auditorías de 1978, en las que, a pesar de todos nuestros esfuerzos, aún no se ha llegado a las últimas conclusiones y a la exigencia de las responsabilidades correspondientes".

Según Miguel Angel Martínez, las dos explicaciones que da el Gobierno para oponerse a la proposicíón de ley socialista carecen de fundamento. "El Gobierno", señala el diputado socialista, "dice que las a,aditorías suponen aumento del gasto público y que son innecesarias, puesto que ya otros organismos efectúan el control de las cuentas del deporte. Sin embargo, puede probarse positivamente que las auditorías efectuadas sobre las federaciones en 1980 han costado menos que el dinero recuperado gracias a dichas auditorías. En consecuencia, éstas no han supuesto incremento del gasto público, sino, si acaso, su disminución y, sobre todo, de la corrupción".

El diputado socialista agrega que "es evidente que no funcionan los mecanismos oficiales destinados a controlar los gastos públicos en el deporte, puesto que fue el propio Consejo Superior de Deportes quien se vio obligado a contratar las auditorías de las federaciones de 1978 y que concluyeron con que en las cuentas de ciertas federaciones hubo un evidente daño a la Hacienda pública".

El PSOE anuncia que, al reanudarse el periodo de sesiones del Parlamento, tratará de sacar adelante su iniciativa, a la que se opone el Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de enero de 1982