Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Israel concentra masivamente armamento en los altos del Golán

Cuarenta y ocho horas después de la anexión del Golán, Israel se dispone a una ofensiva diplomática mundial para justificar su decisión, mientras sobre el terreno concentra armamento de forma espectacular. El Parlamento sirio ha vuelto a reunirse en sesión de urgencia y el presidente egipcio ha celebrado una reunión con sus asesores a la que ha asistido el ministro de la Guerra, según informa la agencia France Presse.

Carros de combate, cañones autopropulsados y vehículos blindados de reconocimiento israelíes se dirigen incesantemente, día y noche, a los altos del Golán anexionados y hacia la línea de separación de tropas sirias y judias.De manera excepcional, la televisión nacional está proporcionando imágenes de estos movimientos, cuyo alcance exacto y amplitud escapan incluso a los observadores sobre el terreno. La censura militar está dejando pasar estas imágenes, presumiblemente con el objetivo de disuadir mediante su difusión a los países árabes, aunque no se registra hasta el momento ningún movimiento de tropas sirias.

Los 13.000 habitantes drusos de los altos del Golán están siguiendo desde ayer como un solo hombre una huelga general de tres días contra la anexión ísraelí.

El presidente egipcio, Hosni Mubarak, ha dirigido un mensaje escrito a Reagan, después de reunirse urgentemente con sus asesores más inmediatos. Por el momento, El Cairo ha adoptado una posición de principio muy firme, pero sin contemplar medidas concretas de represalias por la anexión de facto del Golán.

A cuatro meses de la retirada final de las tropas judías del Sinaí, el 26 de abril próximo, los dirigentes egipcios, que otorgan gran importancia a la recuperación total del territorio nacional, no quieren dar el menor pretexto al Estado hebreo para que dé marcha atrás en el compromiso adquirido en Camp David.

China y Francia condenaron ayer sin paliativos la decisión israelí.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de diciembre de 1981

Más información

  • Mientras lanza una ofensiva diplomática para justificar la anexión