1.500 intérpretes participaron en el festival de la "dolçaina" valenciana

Cerca de trescientos intérpretes de doçaina (dulzaina valenciana) y tabalet (tipo tradicional de tambor) se reunieron el pasado domingo en Callosa d'en Sarriá (Alicante) con motivo del cuarto encuentro de dolçainers del País Valenciano. Unas 1.500 personas siguieron las actuaciones de los diversos grupos y rindieron homenaje a cuatro veteranos dolçainers de Almedíjar, Valencia y Callosa.La dolçaina, cuya existencia está atestiguada con seguridad desde la Edad Media, es un instrumento parecido a la dulzaina castellana, aunque sin las llaves de aquélla. Es algo diferente a la gralla catalana que se utiliza en la interpretación de sardanas, pero básicamente similar. Está construida de madera y su embocadura es de caña, como la de los instrumentos citados y el oboe. Las interpretaciones de dolçaina se acompañan con el tabalet, tambor de madera algo más estrecho y alargado que el empleado habitualmente en las bandas de música.

El arte de la dolçaina y el tabalet estaba casi extinguido hace cuatro años, cuando se organizó el primer encuentro de dolçainers del País Valenciano. En aquella ocasión acudieron sólo quince, que han visto incrementado su número gracias a las escuelas de dolçaina que se han establecido durante los últimos tiempos en muchas localidades.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS