Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los últimos indicadores económicos apuntan una mejoría

La Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos, reunida ayer en el palacio de la Moncloa, bajo la presidencia de Calvo Sotelo, estudió un informe sobre la situación económica y los planteamientos generales del próximo debate de los Presupuestos del Estado 1982, según fuentes del Gobierno.Si bien no ha trascendido el contenido de dicho informe, la oponión de medios administrativos es que la mejoría apuntada por los últimos indicadores económicos, especialmente el comercio exterior, permitirá cumplir con mayor seguridad o incluso superar las previsiones macroeconómicas del proyecto de Presupuestos para 1982. Algunas de ellas, como se recordará, son que los precios al consumo aumentarán el 12%; la producción de bienes y servicios, el 3%; las exportaciones, el 6,5% en términos reales; las importaciones, el 1,3%, y la inversión, el 5,1%.

Inversión, comercio y precios

La mejora de la situación económica, que puede beneficiar al Gobierno en la discusión presupuestaria, es una apreciacion compartida por prestigiosos economistas (el profesor Rojo ha dicho que a partir de mayo se ha recuperado la actividad económica) y un informe interior elaborado la pasada semana en el Ministerio de Economía y Comercio, coincidiendo con declaraciones del director general de Previsión y Coyuntura, Anselmo Calleja. Según el estudio, al que ha tenido acceso EL PAIS, la economía española ha respondido a los desequilibrios internos y externos derivados de la crisis energética y las fuertes perturbaciones internacionales, con un ajuste favorable en los últimos meses. Ello se refleja -añade- en cuatro áreas: inversión fija, sector exterior, precios y consumo energético.De acuerdo con el informe, la inversión productiva tendrá este año una evolución positiva, aunque se quedará a medio camino del citado objetivo. Los responsables de este cambio parecen ser la inversión relacionada con el campo energético y los transportes públicos. Aunque la inversión privada también debe estar contribuyendo de forma importante, apoyada en la mejora crediticia y de expectativas industriales, sólo la aportación de la pública será equivalente a un 2% de incremento en la inversión fija total. Concretamente, en los nueve primeros meses del año los gastos estatales de inversión crecieron el 38%, lo que equivale a un 20% en términos reales. También parece mejorar la inversión en construcción, donde, no obstante, los indicadores de empleo son negativos.

No obstante, el cambio más positivo se ha operado en el comercio exterior, donde puede reforzarse de cara a 1982 por la mejora de las previsiones económicas mundiales. En los siete primeros meses del año, período analizado en el informe, las exportaciones aumentaron en términos reales un 10%, mientras las importaciones cayeron el 8%. Esta evolución, que supone una mejora equivalente al 1,5% o 2% del producto interior bruto, se ha reflejado en una reducción de 400 millones de dólares en el déficit comercial con respecto a enero-julio de 1980.

Por otra parte, el informe detecta una desaceleración del índice de precios al consumo en los nueve primeros meses del año (del 1,4% de media mensual en el primer trimestre se pasa al 1% en el segundo y a 0,8% en el tercero), así como un descenso del 1,3% en el consumo de energía primaria durante los seis primeros meses del año, período en el que, sin embargo, la actividad industrial ha permanecido estancada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de noviembre de 1981

Más información

  • Los ministros económicos preparan la discusión presupuestaria