Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CANARIAS

La borrasca destruye los plátanos en Tenerife

Una fuerte borrasca con lluvia y vientos racheados (estos últimos, con velocidades de hasta cien kilómetros por hora), de las más importantes que se recuerdan en los últimos treinta años, ha destruido, el pasado fin de semana en Santa Cruz de Tenerife, cultivos de plátanos y tomates y ha producido otras cuantiosas pérdidas materiales.

, Al fenómeno eólico le acompañó un denso manto de «polvo africano», característico de lo que se conoce en Canarias como «tiempo sur», que hizo irrespirable el ambiente. La presencia aislada, según los técnicos del Ministerio de Agricultura, de langostas (insectos devoradores de plantaciones) hizo recordar a los agricultores las fatales plagas de tiempos atrás en el archipiélago. Los municipios y propietarios afectados pedirán la declaración de zona catastrófica para los terrenos afectados.El aeropuerto Reina Sofía, en el sur de la isla de Tenerife, la zona más castigada por los fuertes vientos, permaneció cerrado durante algunas horas. El de Los Rodeos, en la misma isla, funcionó de forma intermitente. La isla de Hierro quedó incomunicada por aire y por mar, y el transbordador que realiza la línea marítima entre Tenerife y Gran Canaria hubo de suspender varios de sus viajes debido a que el mar se presentaba picado.

Aunque aún no existen datos sobre las pérdidas (ayer, técnicos del Servicio de Extensión Agraria y del Ministerio de Agricultura comenzaron a visitar las zonas dañadas), se puede adelantar que alrededor del 40% de las tomateras, y del 15 % de las plataneras, de la zafra del próximo año, principales producciones agrícolas de las islas, han sido perdidas. Por otra parte, el vendaval también atacó a las dos principales zonas turísticas de Tenerife. En el Puerto de la Cruz, los turistas que utilizaban las instalaciones del complejo del Lago Martianez tuvieron que protegerse de las sombrillas que el viento arrojaba con violencia al suelo. En los Cristianos y Playa de las Américas, núcleos turísticos del sur de la isla, se interrumpió durante varias horas el fluido eléctrico, a raíz de la rotura de varios postes y tendidos eléctricos.

El gobernador civil de la província y el delegado de Agricultura han recorrido las zonas perjudicadas y anunciaron la celebración de una asamblea, a mediados de esta semana, en la localidad de la Orotava, a la que se ha convocado a todos los afectados para estudiar la posible petición a la Administración de la declaración de zona catastrófica. El consejero de Agricultura de la Junta de Canarias ha señalado que los efectos de los vientos han sido graves, en un momento de reconversión de los cultivos afectados, como la que se estaba llevando a cabo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de noviembre de 1981