Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Escuredo inicia en Córdoba la campaña institucional del referéndum

Rafael Escuredo, presidente de la Junta de Andalucía, inició el domingo y el lunes en tierras de Córdoba la campaña institucional de apoyo al referéndum del próximo día 20 de octubre, en el que los andaluces deberán ratificar el Estatuto de Autonomía. En la jornada del domingo Escuredo visitó Cabra y Montilla. En el Ayuntamiento de Cabra, Rafael Escuredo oyó la lectura de la moción autonomista que reitera el acuerdo pleno ya expresado en el verano de 1979.

A continuación intervinieron representantes de los distintos partidos políticos presentes en la Corporación, cuyo alcalde y mayoría corresponden al Partido Socialista Obrero Español. Todos pusieron su esperanza en obtener el 20 de octubre amplia mayoría de ratificación. El presidente de la Junta señaló en su discurso la necesidad de la participación ciudadana, que, dijo, debe ser masiva, porque «el pueblo andaluz no quiere utopías, sino realidades; pide cosas sencillas y justas: trabajo, una vida tranquila y un hogar confortable».Escuredo dijo que había que trabajar desde niveles obreros y desde niveles empresariales y señaló que todos hemos de tener conciencia de que hay que poner un poco más de esfuerzo en el quehacer de cada uno».

Escuredo dijo en conferencia de Prensa que la abstención le preocupa sólo ligeramente. «De momento», afirmó cautamente, «no hay motivo para otra cosa». No obstante, en conversaciones particulares, Escuredo no dejó de señalar que era preciso llegar a una participación superior al 50% del electorado.

En Montilla, cuyo alcalde es coniunista, el presidente de la Junta de Andalucía pronunció otro discurso en el que se refirió a la vocación universalista y españolista, la vez que andalucista, del pueblo de estas provincias, frente a los nacionalismos que, con actitudes chovinistas, se quedan en provincianismos limitados.

La jornada del lunes, en la capital, la inició el presidente de la Junta con una visita a Infantes Florido, obispo de la diócesis, con el que departió laroamente en su palacio. Ambos se abrazaron después, en presencia de los medios informativos.

Con posterioridad a este encuentro, el obispo cordobés manifestó: «Valoro muy positivamente la tarea del presidente de la Junta, Rafael Escuredo, en favor de Andalucía». Infantes destacó su amistad personal con el presidente andaluz y dijo que «la nota que debe predominar en estos momentos de la historia de Andalucía es la responsabilidad de todos los ciudadanos». El obispo, autor de una carta pastoral denominada «Redimir el tiempo perdido», en la que pide a los ciudadanos participación en el referéndum del día 20, ha dicho que este momento es trascendental para la región.

Por último, Escuredo visitó en el Ayuntamiento de Córdoba al alcalde, Julio Anguita, del Partido Comunista de España, y departió con los representantes de todos los partidos que forman la Corporación. A mediodía presidió un pleno extraordinario de la Diputación provincial, cuyo único punto se refería a la ratificación del Estatuto de Autonomía. En el acto, el titular, Diego Romero, representante de UCD, presentó a todos los pariídos políticos y señaló que la Corporación se honra en ser la de más voluntad autonómica solidaria de las de Andalucía. De hecho la Diputación cordobesa ha hecho un llamamiento a la participación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de octubre de 1981

Más información

  • ANDALUCIA