Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CASTILLA-LEÓN

Oliart explica a alcaldes maragatos el porqué del campo de tiro del Teleno

El ministro de Defensa, Alberto Oliart, explicó a mediodía de ayer los propósitos de su departamento respecto al futuro del campo de tiro de El Teleno, en la provincia de León, a los representantes municipales de los ayuntamientos afectados por las expropiaciones de terrenos incluidos en el campo, que asistían acompañados por el ministro de Administración Territorial y presidente de la UCD leonesa, Rodolfo Martín Villa, el presidente de la Diputación Provincial, Julio César Rodrigo, del mismo partido, y parlamentarios de la provincia. Portavoces de los alcaldes centristas, únicos que asistieron a la reunión, manifestaron su insatisfacción ya que las aspiraciones de los vecinos de los pueblos afectados son contrarias a la expropiación de sus fincas.

Alberto Ollart dijo a los alcaldes maragatos que el único cambio que habría respecto a la situación actual es que los terrenos debían pasar a manos del Ejército, pues es necesario establecer una garantía para evitar novedades en los terrenos ahora utilizados, como podrían ser futuras construcciones o usos que dificultasen las acciones militares. Por ello es más seguro que los terrenos afectados estén en manos de una institución que en las de personas particulares. Asimismo, el ministro de Defensa manifestó que se había acordado formar una comisión militar para informar con todo detalle a los vecinos sobre el alcance de las próximas expropiaciones, se atenderán todas las necesidades surgidas a raíz de la operación y aseguró que la utilización del campo de tiro será similar a la actual y en él no se experimentará con armamento distinto al empleado hasta ahora.Señalaron también los técnicos militares presentes en la reunión que los problemas suscitados hasta el momento se debían a que se habían exagerado los posibles peligros de las prácticas de tiro por grupos con intereses contrarios a campo y que, ante la falta de información de los vecinos, han explotado el miedo a lo desconocido.

Sin embargo, portavoces de los alcaldes afectados, todos de UCD (no asistieron representantes socialistas ni comunistas), manifestaron que no se iban satisfechos con lo tratado, pues indicaron que representaban a sus vecinos y «los habitantes de la Maragateria son contrarios a las expropiaciones» «No nos vamos convencidos por esta razón», añadieron, «ya que no hay cambio de situación. Por nuestra parte, no habría ningún problema si se siguiese como hasta ahora y no hubiese expropiaciones».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de octubre de 1981