Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ejército derroca al presidente de la República Centroafricana

André Kolingba, jefe del Estado Mayor del Ejército de la República Centroafricana, tomó ayer el poder en Bangui y derrocó al presidente David Dacko. El golpe militar, cuyos pormenores se desconocen por haber quedado el país aislado en sus comunicaciones con el resto del mundo, fue presentado por Dacko como una dimisión suya por razones de salud. El nuevo hombre fuerte de la República Centroafricana ha suspendido la Constitución y los partidos políticos. Desde el pasado 30 de julio, el general Kolingba administraba el estado de sitio en el país.Unidades militares vigilaban ayer los principales nudos urbanos de la capital, Bangui, desde el amanecer. A primeras horas de ayer se conoció el cambio de régimen a través del médico personal del ex presidente Dacko, que informó de la renuncia al embajador

francés. Francia, que apoyó el régimen imperial de Jean Bedel Bokassa y que contribuyó a derrocarle por un golpe que reinstaló a Dacko en el poder en septiembre de 1979, mantiene en la República Centroafricana un contingente militar dotado de unidades aerotransportadas y que consta de 1.116 hombres.

La situación de postración en la que se encontraba el país tras el derrocamiento del emperador Bokassa se ha mantenido desde entonces en el mismo nivel. Dacko obtuvo la Presidencia tras unas elecciones celebradas el pasado mes de marzo, en las que consiguió una victoria muy justa, que fue impugnada por las principales formaciones de la oposición. Una de éstas, el Movimiento Centroafricano para la Liberación Nacional, dirigido por el doctor Lula, reivindicó, el pasado 14 de julio, la autoría de un atentado con explosivos que causó la muerte de cuatro personas en Bangui, entre ellas un cooperante francés.

Poco después de este atentado Dacko prohibió las actividades de los partidos políticos y el 30 de julio decretó el estado de sitio, cuya administración fue encomendada al general ahora golpista Kolingba, tras una serie de cambios en la cúspide militar, que convirtieron a este militar en el de máximo rango en su país.

El pasado 5 de agosto, Dacko levantó el estado de sitio, pero mantuvo los poderes encomendados al Ejército, que crecieron todavía más. Algunos dirigentes de la oposición, que se opone a la presencia francesa en la República Centroafricana y moviliza las acciones derivadas del descontento por la situación social y económica que atraviesa el país, fueron entonces detenidos.La República Centroafricana es uno de los países más pobres del mundo. Su población, de cuatro millones de habitantes, se dedica principalmente a la agricultura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de septiembre de 1981

Más información

  • El general André Kofingba, nuevo hombre fuerte del régimen de Bangui