Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Antonio Sánchez Picadizo, premio Tárrega de guitarra

El valenciano Antonio Sánchez Picadizo, de dieciocho años de edad, obtuvo el primer premio del XV Certamen Internacional de Guitarra Francisco Tárrega, que concluyó en la madrugada del viernes, en Benicasim. El segundo premio fue para la belga Raphaela Smits, consiguiendo el galardón a la mejor interpretación de una obra de Francisco Tárrega el japonés Yukiharu Inohue. El veredicto del jurado, presidido por Narciso Yepes, fue acogido con aplausos matizados por muestras de disconformidad de un sector del público. Junto a los tres galardonados estuvo presente en la Final el inglés Willian Walters.Según ha trascendido, la decísión del jurado no ha sido unánime. Parte del mismo se inclinaba por la belga Raphaela Smits, quien mostró una ejecución e interpretación preciosista, desmerecida tan sólo en un pasaje del preludio y fuga de J. S. Bach, en el que se quedó en blanco. Por su parte, el japonés, discípulo del maestro de Alcoy José Luis González, se creció en el transcurso de las sesiones del certamen, llegando a la final con una interpretación de la danza número dos de Granados perfecta de ejecución, con nervio y dentro de una línea de interpretacion clásica.

El ganador, Antonio Sánchez Picadizo, acudió este año a Benicasim tras haber sido finalista la sesión anterior y después de haber conseguido en 1979 el premio ala interpretación de una obra de Tárrega, cuando tan sólo contaba dieciseis años. Para el miembro del jurado Manuel Cubedo «el ganador es muy seguro, tiene un gran mecanismo y una gran preparación técnica, el sonido es bueno y será sin duda un valor en alza». Narciso Yepes no quiso hacer comentarios sobre el ganador. Para el propio guitarrista valenciano, especialista en la obra de J. S. Bach, «yo creo que la técnica es lo que me ha hecho triunfar».

En la sesión final interpretó: Fantasía, de A. Mundarra; Gran obertura, de M. Giuliani; Preludio en re menor, de J. S. Bach; Preludio número 5, de Barrios; Estudio Brillante, de Tárrega- Choro da Saudade, de Barrios; Tarantela, de M. Castelnovo. A lo largo de su media hora de actuación no mostró ningún fallo de interpretación, manifestando una técnica en la ejecución perfecta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de agosto de 1981