Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

32 agricultores, detenidos por bloquear las carreteras de Salamanca

Un total de 32 agricultores y ganaderos han sido detenidos como consecuencia del bloqueo de las carreteras salmantinas, informaron anoche a Efe fuentes de la Confederación Nacional de Agricultores y Ganaderos. Las detenciones se produjeron en la carretera nacional 620, a la altura de la alquería de La Rad, en dirección a la frontera portuguesa.Dirigentes de las organizaciones agrarias de Salamanca, Valladolid, Palencia y Zamora negociaban anoche en el Gobierno Civil de Salamanca la puesta en libertad de los detenidos. Los agricultores ofrecen, a cambio de esa liberación, el desbloqueo paulatino de la nacional 620, en dirección hacia Valladolid.

Las carreteras de la provincia de Salamanca habían quedado bloqueadas a partir de media tarde de ayer por agricultores de las cuatro provincias citadas para explicar a los viajeros la situación por la que atraviesa el campo en la cuenca del Duero, informa nuestra corresponsal en Salamanca,

Más de 1.500 agricultores y ganaderos decidieron intervenir retrasando y entorpeciendo el tráfico de la provincia en una asamblea celebrada a instancias de las organizaciones agrarias en la región, agrupadas en la Confederación Nacional de Agricultores y Ganaderos.

En la asamblea se decidió salir con los coches a la carretera y sin vulnerar las normas de tráfico, entorpecer este aprovechando el paso de portugueses y habitantes de países de la Comunidad Económica Europea por Salamanca, de regreso a sus lugares de origen. Asimismo los manifestantes decidieron invitar pacíficamente a todos los camiones de transporte de productos alimenticios procedentes de Francia y con destino a Portugal -con leche y vino generalmente- a que desistieran de su recorrido.

Se extiende la guerra intercomunitaria

Cuando todavía no se ha resuelto completamente el enfrentamiento entre Italia y Francia, a causa de los excedentes de vino, el Reino Unido ha decidido suspender a partir del próximo martes las importaciones de aves y huevos de los otros miembros de la Comunidad Económica Europea, salvo las procedentes de Dinamarca e Irlanda.Un portavoz de la representación comunitaria de Francia, cuyas trabas a los vinos italianos fueron interpretadas hace unas semanas como contrarias a los fundamentos de libre mercado de la CEE, declaró ayer que la medida británica es arbitraria y no responde a razones sanitarias lógicas. En su opinión, supone una violación de las reglas comerciales de la CEE y un desafío a la política agraria común, que puede tener consecuencias graves.

El Reino Unido ha justificado la medida en la existencia de la enfermedad de Newcastle, una variedad de peste que afecta a las aves. Peter Walter, ministro inglés de Agricultura, ha anunciado que a partir del próximo mes serán sacrificadas todas las aves que padezcan la enfermedad, y que se suspenderán las importaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de agosto de 1981