Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia concede permiso de residencia a la esposa de Banisadr

Francia ha concedido permiso de residencia a la esposa del ex presidente Banisadr y a su hijo Alí, de ocho años. La decisión del Gobierno galo se hizo pública ayer en París, adonde la señora Osra Banisadr llegó en compañía de su hijo.Desde el aeropuerto de Roissy-Charles de Gaulle, la esposa y el hijo varón del depuesto líder iraní se trasladaron al barrio parisiense de Cachan, donde residen las dos hijas de Banisadr, en el apartamento que sirvió de refugio inicial a su padre tras su huida

Ayer fueron ejecutados en Irán otros ocho miembros del grupo Muyahidin e JaIq (izquierda islámiea), acusados de levantamiento armado contra la República islámica y corrupción". Tres de los fusilados, que pertenecen al movimiento que apoya al ex presidente Banisadr, fueron inculpados de "colocar bombas y participar en actos terroristas".

De otra parte, el Departamento de Estado norteamericano hizo pública ayer una nota en la que dice haber recibido garantías de Israel de que este país no vendió armas estadounidenses a Irán durante la crisis de los rehenes.

La puntualización oficial es una réplica a la cadena de televisión ABC, que emitió el viernes una entrevista con el ex presidente Banisadr en la que éste afirmaba que el Gobierno judío había facilitado a Irán, por intermedio de hombres de negocios franceses, piezas de repuesto para carros de combate y neumáticos para sus aviones cazabombarderos Phantom.

El diario The New York Times terció ayer en la polémica al precisar que Tel Aviv había vendido efectivamente 250 neumáticos, fabricados en Israel, para aviones de caza F-4. Las fuentes del NYT agregan que la venta se llevó a cabo con el consentimiento de EE UU, que entonces trataba de liberar a sus rehenes en Teherán.

El asunto estalló el pasado mes de julio, a raíz de estrellarse en terrítorio soviético un avión de carga argentino.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de agosto de 1981