GALICIA

Un cura de Lugo, acusado de no denunciar un incendio

El cura de la parroquia de Covas, en el municipio costero de Vivero (Lugo), Antonio Roca Prieto, y dos de sus feligreses han prestado declaración ante la Guardia Civil, acusados de no haber denunciado el incendio que involuntariamente provocaron en un monte cuando se disponían a limpiar la parcela destinada a futuro cementerio. Es ahora el juzgado de distrito el que instruye las diligencias previas a la estimación del delito.Los daños ocasionados por el fuego se estima que superan las 700.000 pesetas. El incendio se propagó desde el jueves pasado hasta la mañana del sábado, en que pudo ser sofocado.

El Gobierno Civil de Lugo, ante la próxima campaña contra incendios forestales, ha hecho -pública una circular por la que los lucenses que sin causa justificada- se nieguen a prestar su colaboración o auxilio, después de haber sido requeridos por la autoridad, serán sancionados de acuerdo con lo establecido en la legislación vigente, sin perjuicio de pasar a la jurisdicción ordinaria si los hechos fuesen constitutivos de delito. La sanción puede ser de hasta medio millón.

En la misma circular se declara época de peligro de incendios forestales la comprendida entre el día 1 del próximo mes de julio y el 30 de septiembre, pudiendo ampliarse si las circunstancias climatológicas lo exigiesen.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS