Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sólo cuatro ministros conocen el dictamen autonómico

Viene de primera páginaEsta apuesta del Gobierno en favor no sólo de la existencia de las diputaciones, sino incluso de su potenciación se produce en un momento en que está pendiente una resolución del Tribunal Constitucional sobre la ley del Parlamento de Cataluña que suprime las diputaciones y que ha sido impugnada por el Gobierno por supuesta inconstitucionalidad.

Los expertos aconsejan, por su parte, que la organización administrativa de las comunidades autónomas deberá utilizar al máximo los medios de los entes locales (ayuntamientos y diputaciones). El dictamen opta por un modelo de administración indirecta, como el que existe en Italia, que supone una drástica reducción del funcionariado de la comunidad autónoma. Esta recibiría, en cambio, funcionariado procedente de los cuerpos nacionales actuales.

Socialistas y Gobierno se enfrentan desde ayer a la hora de la verdad, y es que por más que se pretendiera dejar el trabajo sucio a una comisión de técnicos, las soluciones son políticas y políticos quienes han de adoptarlas. Las primeras impresiones recogidas en medios gubernamentales y socialistas no son en absoluto coincidentes.Ayer sólo cuatro ministros habían analizado el documento junto al presidente del Gobierne). Estos son: Rodolfo Martín Villa, José Pedro Pérez-Llorca, Francisco Fernández Ordóñez y Pío Cabanillas. Martín Villa se negó a hacer comentarios; sin embargo, otros dos ministros consultados por este periódico se mostraban optimistas respecto al contenido del dictamen. «El documento es bastante correcto», afirmó uno de ellos, «pero lo difícil es su aplicación práctica después del enredo al que nos conducen los disparates del pasado».

La ejecutiva de UCD no conoce todavía el documento, ni lo conocerá probablemente en esta semana, ya que no ha sido convocada. Es muy probable que no se reúna hasta el lunes próximo, día 25, Al parecer, Rodríguez Sahagún fue informado sobre el tema por el presidente del Gobierno en una breve entrevista mantenida ayer.

El PSOE estudia el documento

La Comisión Ejecutiva del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), a lo largo de la tarde de ayer, analizó a fondo el documento de los expertos. Oficialmente, el PSOE no ofreció ninguna opinión sobre el dictamen, si bien fuentes parlamentarias socialistas informaron oficiosamente a EL PAIS que no había «caído bien» y que las propuestas de los expertos hacían más difícil la decisión política. En todo caso, según recalcaron las citadas fuentes, es esta decisión política negociada la que importa.

La homogeneización de los procesos autonómicos pendientes por la vía del artículo 143 y la ley única para el desarrollo del título VIII de la Constitución son los aspectos más negativos del documento desde la óptica socialista, mientras que las perspectivas de un mejor desarrollo de la ley orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (LOFCA) y, en general, el enfoque de las materias financieras de las autonomías constituyen la parte positiva.

Al término de la reunión de la ejecutiva socialista, fuentes del PSOE indicaron a Europa Press que hoy será dado a conocer un comunicado del partido sobre el documento, y añadieron que Felipe González recibirá hoy el informe completo.

Anoche, por otra parte, el líder del PSOE cenó con el presidente del Partido Nacionalista Vasco, Xabier Arzallus. En esta reunión, a la que también asistió el secretario general del Partido Socialista de Euskadi (PSOE), Txiki Benegas, se trató de las negociaciones que socialistas y nacionalistas vienen manteniendo para colaborar en el desarrollo del Estatuto vasco, y también se da por seguro que Arzallus fue informado sobre el contenido del documento autonómico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de mayo de 1981

Más información

  • Existen indicios de discrepancias entre el Gobierno y el PSOE