Salvador Raich demanda a Sánchez Dragó y Villallonga por el programa "Su turno" dedicado a los toros

Salvador Raich, ingeniero industrial que intervino el pasado día 4 en el programa Su turno, dirigido por Jesús Hermida, y dedicado a la fiesta de los toros, ha interpuesto demanda de conciliación contra Fernando Sánchez Dragó y José Luis Vilallonga -quienes también intervinieron en el citado programa en defensa de la fiesta- por supuestas injurias y calumnias que el demandante estima fueron propaladas «con ánimo de desprestigiarme y de desprestigiar a los antitoreristas».

Entre los motivos en que se funda la demanda, Salvador Raich -quien defendió la abolición de la fiesta taurina- alega que Sánchez Dragó «manifestó que había que denominarme tercer Reich», y que tanto él como Vilallonga «intentaron presentar como extranjeros a los antitoristas y como españoles patriotas a los toreristas.El demandante califica como falsa la información que facilitó Sánchez Dragó sobre la publicación en la Prensa de que Salvador Raich había rodeado con una valla eléctrica un campo de fútbol vecino a su casa y disparado al aire para impedir los juegos de los niños de un colegio. Salvador Raich afirma que sus dos interlocutores no le enviaron los recortes prometidos de La Vanguardia y Abc, donde habría aparecido tal información, y añade, por último, que «ambos torearon a los dieciocho millones de telespectadores, pues ya sabían que tales recortes no existían».

El demandante exige que los dos demandados se disculpen y que se le ofrezca, «en compensación», un espacio de una hora en la primera cadena de Televisión Española a las 21.30 horas «para que con plena libertad y la leal colaboración de los servicios técnicos necesarios pueda yo exponer mis tesis antitoreristas. Este espacio se me cederá», continúa, «de los espacios que uno u otro demandados tengan asignados en dicha cadena y a dicha hora. Esta cesión debe hacerse del primer espacio que uno u otro tenga asignado, o de los primeros si tales espacios son menores de una hora. Si no tuvieran asignado espacio alguno en esa cadena y a esa hora, se comprometen a utilizar sus indudables influencias dentro de Televisión Española para que ésta me conceda tal espacio a la mayor brevedad». En el caso de que no se accediese a esta petición, el demandante advierte que se querellará por injurias y calumnias.

Salvador Raich dirigió también una carta a Televisión Española, en la que expone, por los mismos motivos de la demanda, que impugna el resultado del debate. «Además, solicito», escribe, «que se celebre un nuevo debate, sin los actuales repartos de tiempo -que impiden exponer las posiciones y debatir realmente las cuestiones- y con la presencia de un magistrado que rechace las preguntas capciosas e impertinentes, y que trate adecuadamente las divagaciones y las salidas por la tangente que constituyen defensas de los toreristas».

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 25 de marzo de 1981.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50